Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

El estado actual de la economía creativa

La economía creativa se refiere a los trabajos orientados al arte. Conoce el estado actual de la economía creativa y cómo puedes aprovecharla para tu negocio.

La economía creativa es una subeconomía fuerte y en crecimiento, impulsada por artistas dedicados a la creación de productos que representan su visión personal. Los compradores adquieren estas obras a través de ventas directas y proveedores externos. Los gobiernos de todos los niveles apoyan a los artistas mediante becas, préstamos y programas de ayuda comunitaria, para ayudar a los artistas a hacer llegar su trabajo al público en general.

La economía creativa utiliza elementos de la economía tradicional en varios puntos del ciclo, pero se considera su propia economía en líneas generales. También se la conoce como la industria creativa, debido al hecho de que la mayor parte de la producción se realiza en forma de bienes materiales que la gente adquiere para sus propios fines. Algunos de los productos producidos por la industria creativa incluyen camisetas, ropa, pintura, joyería, fotografías, arte digital, juegos, performances y más.

El arte desempeña un papel en la vida diaria de todo el mundo, tanto si uno se da cuenta como si no. Se encuentra en el diseño industrial de los prácticos zapatos que llevas en los pies y en las pinturas kitsch que cuelgan en tu pared. Sin embargo, su papel en la vida de las personas, con mucha menos facilidad de acceso, ha sido minimizado y visto como no demasiado importante hasta hace poco. El auge de Internet ha contribuido al crecimiento de la economía creativa, ha dado a los compradores más acceso a los artistas de todo el espectro y ha facilitado a los consumidores la obtención de artículos únicos al tiempo que apoyan el trabajo de los artistas.

A continuación, se muestra cómo funciona la economía creativa, cómo esta es uno de los diferentes tipos de emprendimiento y su impacto en la economía en su conjunto. Sigue leyendo para obtener más información sobre cómo la compra de arte de tu artista favorito ayuda a impulsar la economía creativa.

¿Qué es la economía creativa?

La forma más sencilla de explicar la economía creativa es la siguiente: Es una economía en la que los artistas y creativos inician una empresa, venden su trabajo al público en general y cuentan con el apoyo de los gobiernos locales y federales.

Los artistas, que trabajan en todo tipo de medios (desde artes escénicas hasta productos artesanales), crean y terminan su trabajo y, a continuación, lo venden en el mercado libre a través de varios puntos de venta. El trabajo lo compran personas y organizaciones. Los gobiernos apoyan las artes a nivel individual, de grupo y de comunidad a través de diversos programas.

creative economy makes up 3% of U.S. jobs

¿Qué tamaño tiene la economía creativa?

La economía creativa representa el 6,1 % de la economía global.

Solo en Estados Unidos, la economía creativa contribuyó con un total de 876 700 millones de USD a la producción interior bruta de Estados Unidos en 2020. En el mismo año, la industria creativa fue responsable de 4,6 millones de trabajos de arte y cultura, 446 000 millones de USD en sueldos, y representó el 3,1 % de todos los trabajos en Estados Unidos.

¿Está creciendo actualmente la economía creativa?

La economía creativa estaba experimentando un fuerte crecimiento económico antes de la pandemia de la COVID-19, pero resultó afectada, al igual que el resto de empresas, debido a la limitación del movimiento a medida que los gobiernos elaboran una respuesta. Los creativos aprovecharon la oportunidad para perfeccionar su trabajo, encontrar nuevas y novedosas ideas, responder a las demandas de la pandemia y hacer llegar al público en general su trabajo terminado.

Los consumidores también han cambiado sus hábitos de compra como resultado de la pandemia. Aunque todavía compran productos de producción masiva, han descubierto una apreciación por la calidad de los artículos que pueden comprar a los creadores y el hecho de que el dinero que gastan permanece en la economía local al tiempo que apoyan a los propietarios de pequeñas empresas fomentando un desarrollo sostenible.

En general, se espera que las industrias creativas y culturales prosperen en la próxima década.

Graphic titled “Creative Economy Growth at a Glance” with an icon of an up arrow with text underneath it that reads “Projected to grow 40% by 2030” and another icon of a briefcase with text underneath that reads “Could create 8 million+ jobs”. Source: Deloitte

¿Cómo funciona la economía creativa?

La economía creativa funciona de forma muy parecida a la tradicional, pero es un poco más difícil de concretar en términos de valores definitivos. La economía tradicional sigue leyes de la economía que son algo predecibles. En cambio, la economía creativa depende de la confluencia de opiniones entre creadores y compradores, y a veces del apoyo del gobierno, para impulsar las ventas.

Estos son los actores clave en los sectores creativos:

Creadores

Los creadores, o artistas, crean trabajos terminados, incluida la propiedad intelectual, que luego se venden a compradores interesados. Un creador puede especializarse en un tipo de medio o ser competente en varios tipos. Venden sus trabajos terminados mediante ventas directas, vendedores externos, sitios web, ferias de arte y en cualquier lugar donde puedan mostrar su trabajo a la venta. Muchos creativos empiezan con una o más ideas comerciales en línea para vender sus productos, luego pueden ampliar a ventas en persona en ferias de arte de fin de semana o tiendas pop-up dependiendo de los tipos de productos o servicios que ofrezcan.

A menudo, un creativo empieza su negocio dedicándose a una de las muchas aficiones con las que se gana dinero. Puede ser cualquier cosa, desde aprender a autopublicar un libro hasta interesarse por la carpintería y elaborar un producto único.

Al mismo tiempo que los creadores buscan crear trabajos terminados que vender, también desempeñan un papel en la economía tradicional al comprar los suministros, herramientas y materiales necesarios para su arte. Compran de todo, desde pinturas y telas hasta ordenadores y cámaras, al buscar la combinación de varios elementos en su trabajo terminado.

Distribuidores

Los distribuidores son sitios o vendedores de terceros que operan en el sector creativo para vender productos de artistas y creadores o proporcionar un lugar para que los artistas listen o muestren sus ofertas. Son ejemplos en línea sitios web como Etsy, Instagram, Facebook y eBay. Otros tipos de distribuidores son galerías, tiendas pop-up, cooperativas y ferias de arte. Estos modelos de negocios de arte moderno facilitan a los creativos controlar su producción, generar nuevas ideas y crear un plan de acción para distribuir sus productos.

Los artistas tienen la opción de utilizar distribuidores que se hagan cargo de la venta de sus productos, lo que les permite seguir trabajando con las mínimas interrupciones. O pueden mantener el control de la venta de sus productos utilizando sitios web y vendiendo directamente a los consumidores. Otra ventaja de utilizar sitios en línea como Etsy es el hecho de que las opiniones de los clientes pueden ayudar a los creativos a crearse una reputación y ayudar con los esfuerzos de marketing de grassroots.

Compradores

Los compradores son la "pieza" clave de la maquinaria de la economía creativa. Los creadores inician el proceso convirtiendo su visión en un producto terminado, pero es el comprador el que les permite producir más trabajo y automantenerse. Los creadores y los compradores se juntan cuando un comprador está interesado en algo que un creador ha hecho y siente la necesidad de poseer lo que el creador vende.

Los compradores suelen volver al mismo creador para comprar más, porque desarrollan afinidad por el creador y su trabajo. Esto tiene el efecto de apoyar económicamente al creador, lo que le permite crecer, obtener beneficios y mantener su estilo de vida para poder seguir creando.

Empresa y filantropía

Los mecenas llevan miles de años apoyando el arte, y poco ha cambiado en la actualidad, aparte de las entidades que participan. Corporaciones y particulares realizan donaciones a fundaciones sin ánimo de lucro que distribuyen los fondos entre los artistas mediante becas o premios. Los filántropos, tanto corporativos como privados, suelen establecer términos y condiciones para las donaciones, que los destinatarios tienen que cumplir para poder utilizar los fondos.

A veces, la filantropía va directamente a un artista o colaboración determinados, de nuevo con términos y condiciones, para ayudar a esa persona o colaboración a actuar o crear libremente.

Graphic of a bag of money with text underneath that reads, “In 2020, the creative economy contributed $876.7 billion to the U.S. GDP. Source: NASAA”.

Cómo afecta el gobierno a la economía creativa

El gobierno tiene una multitud de programas que ayudan a prosperar a la economía creativa. Algunos de ellos incluyen ayuda comunitaria para nativos americanos y programas para ayudarles a crear y vender su arte, programas de becas dirigidos a actividades artísticas de todo tipo y la eliminación de barreras para la venta de arte a través de las fronteras nacionales.

El objetivo general del apoyo del gobierno a la economía creativa es impulsar el crecimiento de la industria y ayudar a mejorar la calidad de vida de aquellos que se dedican a vender su arte.

Cómo involucrarse en la economía creativa

Involucrarse en la economía creativa es tan fácil como conectarse y crear un sitio web que venda tu arte o productos, enviarlos a un distribuidor o visitar y participar en una feria de arte. También puedes participar en la economía creativa comprando arte de otros.

Creativos de todo tipo se suscriben y pagan por stands en eventos físicos para vender su mercancía. Algunas ferias de arte están destinadas a un determinado tipo de productos terminados, mientras que otras aceptan una amplia gama de disciplinas artísticas para atraer diversos gustos de los consumidores.

A menudo, los creativos se ganan la vida vendiendo en tiendas físicas y complementando sus ingresos con ventas en línea. Conectarse por Internet y acudir a eventos como mercados de creadores, tiendas pop-up y ferias de artesanos con regularidad es una excelente manera de aprovechar al máximo lo que ofrezca tu artista o creador favorito, así como de encontrar nuevos artistas a quienes comprar.

Es fácil participar e involucrarse en las economías creativas, sobre todo en la era digital.

¿Cómo está cambiando la economía creativa?

Se prevé que la economía creativa crezca hasta un 40 % hasta 2030, una cantidad de tiempo relativamente corta en términos de crecimiento económico.

Esto sugiere que los consumidores están buscando en sus propios vecindarios artículos para alegrar su vida diaria, ofrecer una solución novedosa a un problema habitual y reducir la cantidad de dinero que va a grandes corporaciones. Es un buen momento para que los creativos pasen a convertir su hobby en un negocio y comercialicen su mercancía al mundo en general.

Ayuda a que tu negocio creativo prospere

La economía creativa ha llegado para quedarse, y está abierta a cualquier creativo que busque poner en marcha su propio pequeño negocio. Mailchimp te puede ayudar a crear tu sitio web de comercio electrónico, y puede darte las herramientas que necesitas para encontrar clientes potenciales cuando estés listo/a para empezar.

Te ayudamos a seleccionar más inteligentemente, ver las métricas de tu sitio en un pestañeo y mantenerte en contacto con tus clientes actuales, todo en un solo lugar. En Mailchimp, queremos que tengas éxito como creativo/a y tenemos las herramientas que necesitas para convertirte en un/a emprendedor/a de éxito.

Comparte este artículo