Acerca de las denuncias de abuso

Tus contactos pueden denunciar correos electrónicos como spam en su programa de correo electrónico. Probablemente hayas visto esta opción en tus cuentas de Gmail o Yahoo. Si un ISP tiene lo que se llama un bucle de retroalimentación (la mayoría lo tienen), cuando un destinatario marque uno de tus correos electrónicos como spam, se registrará como denuncia de abuso en tu cuenta de Mailchimp. La gestión de este tipo de incidencias depende de cada proveedor de correo electrónico. En Mailchimp los retiramos inmediatamente de tu público activo y los trasladamos al apartado de denuncias de abuso.

En este artículo te explicamos en qué consiste una denuncia de abuso.

Tengo una alerta de abuso en mi cuenta 

Al principio, debes considerar una alerta de abuso como un "aviso" de que las personas se quejan de tus campañas. Si recibes bastantes quejas, entonces deberías preocuparte. Te recomendamos encarecidamente que evalúes de nuevo el proceso de marketing por correo electrónico para evitar más quejas.

Cuando las denuncias de abuso sobrepasen nuestro umbral, recibirás un aviso de advertencia. Si la tasa de denuncias supera con creces dicho umbral, recibirás un aviso de suspensión en tu bandeja de entrada de parte de nuestro equipo de abusos. Te preguntarán sobre el proceso de recopilación de tus contactos y te pedirán otros detalles acerca del estado y la actividad de tu público. Necesitaremos esa información porque, para entonces, los ISP y las organizaciones anti-spam nos amenazarán con colocarnos a nosotros en la lista negra, a menos que expliquemos por qué tu público generó tantas denuncias. Una vez que nos hayas entregado la información solicitada, se llevará a cabo una investigación exhaustiva.

Aunque seas un profesional del marketing legítimo, te ciñas estrictamente a las normas y utilices solo el opt-in doble, puedes recibir una denuncia por spam. Aunque alguien se haya registrado para recibir correos electrónicos tuyos, puede hacer clic en el botón de spam de su aplicación de correo si considera que es correo no deseado. Hay que gente que cree que el botón es una manera fácil de cancelar la suscripción a tu marketing por correo electrónico. Otros son demasiado perezosos para desplazarse hasta el final del mensaje y hacer clic para darse de baja. Por eso un par de denuncias es algo comprensible, pero si se te acumulan varias, la cosa se complica.

¿Qué provoca una suspensión de la cuenta?

Las suspensiones de cuenta son acciones automáticas del sistema que se activan cuando un solo envío supera los límites de la industria. Los proveedores de servicios de Internet (ISP) y las organizaciones de Spamcop nos obligan a reforzar los límites establecidos y suspender la cuenta para evitar cualquier problema adicional mientras realizamos la investigación. Cuando se produzca una suspensión, recibirás un correo electrónico en la dirección de correo electrónico de contacto de la cuenta explicando brevemente el problema y dirigiéndote a la cuenta para responder a las preguntas. Una vez envíes las preguntas, alguien del Equipo de Cumplimiento se comunicará contigo para ayudar a acelerar la investigación.

Cuando una cuenta está suspendida los envíos están deshabilitados, pero las demás interacciones con la aplicación deberían seguir funcionando (inicio de sesión, solicitudes de la API, acceso a tus datos, etc.).

Sabemos que tienes un negocio que atender y ¡no tenemos la intención de demorarte! Los proveedores de servicios de Internet (ISP) y las organizaciones anti-spam nos obligan a suspender la cuenta para evitar cualquier problema adicional mientras investigamos la causa de la queda de abuso al haber superado los límites.

Informes de spam por error

Si alguien hace clic por error en el botón "marcar como spam" y queda registrado como denuncia de abuso, solo se podrá volver a suscribir mediante un formulario de suscripción de Mailchimp. De este modo, tenemos una prueba fidedigna de su suscripción.


¿Te fue útil este artículo?

¿Hay algo más que podemos hacer para mejorar nuestro sitio?