Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Cómo interactuar con 10 tipos de personalidad en el lugar de trabajo

Manejar diferentes tipos de personalidad laboral puede ser difícil. Conoce 10 tipos diferentes de personalidad en el lugar de trabajo y cómo trabajar mejor con ellos.

La colaboración es esencial en el lugar de trabajo, y eso implica comprender diferentes tipos de personalidad laboral y cómo trabajar con ellos. Hay varios tipos de personalidad en el lugar de trabajo. Algunas personas nacen para liderar, mientras que otras son excelentes con los números y ls lógica. Comprender los tipos de personalidad laboral y en qué se destacan puede ayudarte a aprovechar al máximo los proyectos colaborativos que requieren diferentes tipos de personalidad para trabajar juntos.

Conocer los diferentes tipos de personalidad puede ayudarte a comprender la adaptación cultural de los empleados y cómo trabajar con ellos. Aunque es bueno tener un tipo de personalidad líder en tu equipo, ese líder debe trabajar con los otros tipos de personalidad para garantizar que todos hagan su parte. Esto puede resultar difícil cuando se trata de tipos de personalidad laboral conflictivos.

La buena noticia es que conocer los tipos de personalidad en el lugar de trabajo es fácil. En esta guía, hablaremos de los distintos tipos de personalidad que es probable que encuentres en el lugar de trabajo, y te daremos consejos para tratar a cada uno de ellos. Incluso hablaremos de la posibilidad de cambiar tu personalidad para que encaje mejor con la gente que te rodea. Sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué son los tipos de personalidad en el lugar de trabajo?

Los tipos de personalidad en el lugar de trabajo se utilizan básicamente para describir la forma en que una persona se comporta en el trabajo. A algunas personas les gusta agachar la cabeza y centrarse en la tarea que tienen asignada, mientras que a otras les gusta delegar y conseguir motivar a un equipo de empleados. Los tipos de personalidad laboral son los mismos que los estándar, pero hay un mayor enfoque en cómo estas personalidades afectan el rendimiento en el lugar de trabajo.

Independientemente de que seas empleado o empleador, es importante comprender los tipos de personalidad de las personas en el trabajo. Aprender sobre los tipos de personalidad laboral te ayuda a comprender lo que hace vibrar a la gente, lo que ayuda a que trabajes mejor en equipo con diversos tipos de personas. Como empleador, puedes usar tus conocimientos de los tipos de personalidad en el lugar de trabajo para asegurarte de que todos estén haciendo un trabajo en el que se destacan, lo que puede ayudar a mejorar la salud mental de los empleados y la satisfacción laboral.

10 tipos de personalidades en el lugar de trabajo

Hay muchos tipos diferentes de personalidad que puedes observar dentro y fuera del lugar de trabajo. Las personas tienen diferentes fortalezas y debilidades, por lo que al combinar las fortalezas de varios empleados puede permitirte abordar proyectos difíciles con menos recursos. En esta sección, hablaremos sobre 10 tipos de personalidades en el lugar de trabajo y qué las define.

1. El analista

El analista, también conocido como el tipo de personalidad INTJ, es una de las personalidades menos comunes del lugar de trabajo. Las personas con este tipo de personalidad tienden a ser independientes y autosuficientes, lo que se debe parcialmente al hecho de que dependen del pensamiento analítico. Aquellos que tienen personalidad analista pueden analizar un problema objetivamente y utilizar el pensamiento analítico para determinar una solución basada en los datos. Si bien esto hace que el tipo de personalidad INTJ sea excelente en algunas cosas, también puede ser un obstáculo en otras.

Las personas que tienen el tipo de personalidad INTJ tienden a preferir trabajar por su cuenta, lo que significa que pueden descuidar a los demás. A menudo, esto es difícil cuando trabajas en equipo para crear la mejor versión de algo o cumplir con un plazo. Por lo tanto, la personalidad analista puede brindar varios beneficios a un equipo con los tipos de personalidad adecuados.

2. El líder

El líder es uno de los tipos de personalidad más esenciales, ya que es responsable de actuar como jefe del grupo y de garantizar que todos trabajen hacia una meta común. Los tipos de personalidad líderes pueden no tener las mejores mentes creativas o analíticas, pero se destacan en la organización. Al organizar grupos de personas y procesos de manera más eficiente, los personas con personalidad de líder pueden supervisar un proyecto para asegurarse de que todo vaya bien.

El problema con la personalidad líder es que tiende a tener un enfoque singular en las metas a largo plazo. Esto significa que los líderes pueden perder de vista la visión creativa a corto plazo. Además, se pueden tener dificultades para llegar a alguien con personalidad líder si no se exponen las ideas con confianza, porque eso es lo que reconoce el tipo de personalidad líder.

3. El lógico

El lógico es un tipo de personalidad que destaca en el pensamiento analítico, ya sea elaborando teorías para planificar un proyecto o leyendo un manual para conocer en profundidad un nuevo programa informático. Los personas con personalidad lógica son excelentes en el trabajo siempre que tengan un proyecto suficientemente desafiante por delante. Por lo general, la personalidad del lógico prefiere que se le dé un proyecto desafiante en el que pueda concentrarse por sí mismo.

En muchos casos, las personas con personalidad logística también son más silenciosas y reservadas. Algunas personas que son lógicas pueden incluso tener problemas para captar o reaccionar adecuadamente a las señales sociales, por lo que pueden parecer un poco extrañas o socialmente torpes a los demás. Aún así, este es uno de los tipos de personalidad más importantes que debes tener en tu equipo.

4. El logístico

El logístico es similar al lógico en algunos aspectos, pero existen algunas diferencias clave. Los logísticos se dedican a seguir el orden, lo que significa trabajar duro para cumplir los plazos y alcanzar las metas. Este tipo de personalidad a menudo hace un excelente trabajo al mantener a otras personas en línea, lo que lo convierte en una piedra angular de un equipo exitoso.

Cuando se trata de trabajar con logísticos, es fundamental asegurarte de hacer tu parte para cumplir con los plazos. Los logísticos esperan que todos hagan su parte y trabajen para cumplir con los plazos, por lo que tienden a considerar a las personas que no cumplen con los plazos como un obstáculo. Lo mejor que puedes hacer si trabajas con un logístico es hablar claramente de tu papel y de cómo vas a ayudar a cumplir los plazos, y luego cumplir con lo que se haya hablado.

5. El vocero

El vocero es generalmente una persona con mucha energía que sobresale en muchos círculos sociales diferentes. Este es el tipo de persona que puede alegrar el día de cualquier persona y llevarse bien con cualquier grupo de personas, y esas habilidades son extremadamente valiosas en el lugar de trabajo. La desventaja del tipo de personalidad de vocero es el hecho de que a menudo son muy conversadores y extremadamente curiosos. Es importante que otros tipos de personalidad ayuden a mantener al vocero concentrado en la tarea que tiene asignada, sobre todo cuando empieza a perder la concentración y a desviarse hacia otra cosa.

Los voceros son excelentes para la lluvia de ideas, pero también pueden ser una distracción si no se mantienen bajo control. Invita a los voceros a sesiones de intercambio de ideas, pero intenta regresarlos cuidadosamente al tema si empiezan a hablar de otras cosas. Siempre que tengan a alguien que les ayude a mantenerse concentrados, el vocero es una excelente persona con quien contar en el trabajo.

6. El defensor

Aquellos con personalidad de defensor trabajan para lograr cosas que les importan. Este tipo de personalidad es extremadamente leal a las personas y a las ideas que les importan, lo que significa que puede ser difícil que se interesen o se centren en otras cosas. Por lo tanto, los defensores son uno de los mejores tipos de personalidad para tener de tu lado si están trabajando hacia una meta en la que creen. Esta es la razón por la que es importante tener claros los objetivos en los que estás trabajando y saber cómo lograrlos será beneficioso.

Una cosa a tener en cuenta cuando se trata de trabajar con un defensor es el hecho de que normalmente son muy privados. Quieres analizar las metas a largo plazo con defensores para asegurarte de que estén comprometidos con el proyecto, pero debes tener cuidado de no invadir su espacio personal ni su sentido de privacidad. Siempre y cuando los defensores sientan que tienen la privacidad adecuada y estén comprometidos con el proyecto, son trabajadores fiables.

7. El polemista

Al tipo de personalidad polemista le encanta discutir con la gente, tanto si argumenta a favor de algo en lo que realmente cree como si lo hace simplemente por gusto. Esto puede parecer un tipo de personalidad abrasiva, pero esa naturaleza inquisitiva puede ayudar a los polemistas a hacer más cosas. Como podrás imaginar, algunos de los otros tipos de personalidad mencionados no necesariamente se combinan muy bien con el polemista. Las personas que entienden la importancia del tono de voz suelen tener más facilidad para interactuar con la personalidad polemista.

Darle independencia a los polemistas es una de las mejores cosas que puedes hacer para mantenerlos motivados y trabajando duro. A los polemistas les gusta estar cerca de otros cuando es el momento de un debate pero, por lo general, prefieren trabajar en un entorno más independiente. Si tienes un trabajo independiente del que necesitas que se ocupe un empleado trabajador, los polemistas suelen ser una excelente opción para ese tipo de trabajo.

Los polemistas también son excelentes si necesitas a alguien para trabajar en consultoría y otros trabajos híbridos independientes o en equipo. Una proclividad natural al debate y un interés por comprender mejor el trabajo o proyecto hacen que los polemistas sean excelentes para dar consejos y ayudar a tomar decisiones basadas en consejos.

8. El ejecutivo

Para el ejecutivo, la ley y el orden son los principios más importantes en el lugar de trabajo. Este es un tipo de personalidad que cree en seguir las reglas y hacer las cosas según las reglas, por lo que cualquiera que no lo haga básicamente va en contra del ejecutivo. Las personas con personalidad ejecutiva también valoran la honestidad por encima de todo, por lo que debes asegurarte de hablar de manera clara y honesta con este tipo de personas.

Debido a que los ejecutivos suelen pasar mucho tiempo "subiendo la escalera" en el trabajo, están impulsados por un compromiso de mejorar en lo que hacen y avanzar en sus carreras. Esto significa que los ejecutivos pueden ser obstinados en hacer las cosas a su manera, al igual que el analista.

Lo mejor que puedes hacer para llevarte bien con la personalidad ejecutiva es mostrarle que estás comprometido con su forma de hacer las cosas. Sigue las reglas, sé honesto y haz lo que puedas para ayudar a impulsar la visión del ejecutivo y líder.

9. El emprendedor

Las personas con personalidad emprendedora asumen riesgos y están dispuestas a involucrarse en cualquier situación si hay posibilidades de crecimiento. De hecho, las personas con personalidad laboral emprendedora son tan arriesgados que pueden participar en una actividad sin pensar en los pros y los contras o en el posible resultado. Aunque esto puede poner a los emprendedores en problemas, es el espíritu que los hace excelentes para adoptar y desarrollar nuevas ideas.

Algunas personas emprendedoras tienen dificultades para trabajar en un entorno corporativo donde todo es rígido. Tú puedes solucionar eso al permitir que los emprendedores estén a la vanguardia de todo lo que hace tu negocio, ya sea que los integres en los proyectos más nuevos o los pongas a cargo de adoptar la nueva tecnología que utilizarán otros empleados.

10. El mediador

Las personas mediadoras son pensadores creativos que tienen todas las herramientas para prosperar en diversas funciones, pero también suelen ser un poco introvertidos. El resultado es que muchas personas mediadoras tienen dificultades para centrarse en lo que puede concentrarse un lógico o un analista. En cambio, los mediadores tienden a pasar mucho tiempo con sus pensamientos, lo que los convierte en una excelente opción para trabajos que requieren pensamiento creativo.

La mayor preocupación con los mediadores es que tal vez no sean los mejores para cumplir los plazos y utilizar el pensamiento analítico. Si quieres que un mediador trabaje duro y se enfoque en un proyecto, debes convencerlos de creer en ese proyecto. Siempre y cuando los mediadores estén comprometidos con un proyecto y tengan los recursos para usar su creatividad, pueden destacarse en una variedad de funciones.

Por qué es importante comprender los diferentes tipos de personalidad

Como empleador, es esencial comprender los diferentes tipos de personalidad de la oficina y cómo trabajan juntos. Si eres un líder o un tipo de personalidad ejecutiva, comprender la personalidad de tu lugar de trabajo y las personalidades de tu equipo puede darte una mejor idea de cómo organizar a tu equipo para asegurarte de sacar el máximo provecho de todos.

Comprender las diferentes personalidades del trabajo es más que simplemente hacer que todos trabajen. Al igual que algunas personas aprenden mejor con demostraciones prácticas o ayudas visuales, los diferentes tipos de personalidad laboral se destacan en diferentes tipos de trabajos. Al comprender qué hacen bien los analistas, los lógicos, los voceros y los emprendedores, puedes asignar a cada uno un trabajo en el que sean buenos y que disfruten.

El bienestar de los empleados es una parte crucial del éxito de una empresa, y comprender los tipos de personalidad puede ayudarte a mantener contentos a tus empleados. Ciertos tipos de personalidad laboral prefieren diferentes enfoques, por lo que debes ser consciente de eso y considerar los tipos de personalidad cuando se trata de empleados.

No existe un enfoque único para tratar a tus empleados, por lo que intentar encontrar uno sería perjudicar a las personas que trabajan duro para ti. Tómate el tiempo para comprender a tus empleados y conocer sus fortalezas y debilidades, y deja que eso te guíe en la forma de interactuar con cada uno.

Cómo manejar diferentes tipos de personalidad

El primer paso para manejar diferentes tipos de personalidad es aprender a identificarlos. Hablamos de algunos de los rasgos que son comunes en diferentes tipos de personalidad laboral en nuestra lista anterior. Busca estos rasgos en las personas para que puedas identificar su tipo de personalidad.

Cuando estés reuniendo un equipo para un proyecto, ten en cuenta los tipos de personalidad para ayudarte a crear un mejor equipo. Si estás presentando un nuevo logotipo o trabajando en un proyecto creativo, quieres pensadores creativos que puedan aportar ideas únicas. Si necesitas cumplir con un plazo estricto o transferir datos para tomar una decisión informada, un analista o un lógico puede ser una mejor opción. No importa cuál sea el trabajo, siempre habrá un tipo de personalidad que se destaque.

Evita tratar a tus empleados como si fueran iguales. Por mucho que nos hayan enseñado a tratar a todos como iguales, no es así cuando se trata de tipos de personalidad de los empleados. Aunque a algunas personas les gustan las conversaciones amenas sobre deportes o actividades de fin de semana, otras prefieren que las dejen solas para poder concentrarse. Trata a cada empleado como quiere que lo traten según su tipo de personalidad laboral.

Perfecciona tus habilidades de gestión

Administrar un equipo de empleados puede ser un trabajo difícil, pero comprender los tipos de personalidad te ayuda a perfeccionar tus habilidades de gestión para convertirte en un gestor más eficaz. Al tratar a las personas de la manera correcta y poner a las personas adecuadas en los proyectos adecuados, puedes sacar más provecho de tu equipo sin contratar a más personas.

Con Mailchimp, puedes ahorrar tiempo en marketing y correo electrónico para que tengas más tiempo para convertirte en un mejor gestor. Con los servicios de marketing de Mailchimp ahorras tiempo y dinero, lo cual le da un impulso a tu negocio. Si quieres más tiempo para perfeccionar tus habilidades de gestión y hacer crecer tu negocio, prueba Mailchimp hoy mismo.

Comparte este artículo