Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Dominar la fotografía de producto: consejos para empresarios

Descubre los secretos de las fotografías de productos con nuestros consejos de expertos para empresarios. Haz destacar tus productos con buena iluminación.

Para las empresas de E-commerce, los pequeños fabricantes de productos y otros vendedores en línea, es esencial ofrecer imágenes de los artículos a la venta. Las imágenes, la información del producto y el texto pueden marcar la diferencia entre que alguien compre tu producto u opte por el artículo de tu competencia.

La fotografía profesional de un producto puede aumentar las ventas y convencer a la gente para que hagan clic en el botón de "compra" y adquieran lo que ofreces. Sin embargo, tiene trampa.

Los fotógrafos son caros. A menos que estés realizando un número significativo de ventas, la inversión puede no merecer la pena, sobre todo si tienes miles de productos en tu tienda en línea. Para la mayoría de propietarios de pequeñas empresas, no es posible la subcontratación de fotos de productos.

La solución es invertir tiempo en aprender a tomar las imágenes tú mismo utilizando técnicas básicas de fotografía de productos. Desarrollar estas habilidades es fundamental. Según Etsy, las imágenes son el factor más importante que los compradores tienen en cuenta antes de adquirir un producto. Así que, si te equivocas con tus fotos, podrías perder ventas.

He aquí los consejos fotográficos que necesitas saber para crear imágenes que hagan destacar a tus artículos cuando los vendas en línea.

Entender los conceptos básicos de la fotografía de productos

En lugar de enredarte con filtros, la posproducción y otros factores que mucha gente cree que mejorarán sus imágenes, es mejor comenzar con los fundamentos.

Con una iluminación de estudio adecuada, un buen uso del trípode y las opciones correctas de la cámara, puedes hacer fotos de productos que se vean bien sin ninguna manipulación digital.

Si tienes cientos de productos para fotografiar, hacer los ajustes correctos mientras tomas las fotos te ahorrará horas de edición.

La importancia de la iluminación

Para la fotografía de productos, es esencial contar con una iluminación adecuada. La presencia de sombras molestas, zonas oscuras o colores poco naturales en tus productos puede echar para atrás a los clientes potenciales y, en última instancia, perjudicar los resultados de tu negocio.

Sin embargo, las características, colores y texturas de tus productos destacan cuando están bien iluminados.

En la fotografía de productos, hay muchas maneras de utilizar la luz natural o artificial. Si tienes un presupuesto ajustado, la luz natural es lo mejor porque no requiere la compra de equipos adicionales. Cuando disparas cerca de una ventana grande o al aire libre durante el día, puedes obtener una iluminación brillante que saca lo mejor de tu producto.

En lugar de disparar bajo la luz directa del sol, puedes optar por una zona sombreada al aire libre, que reduce las sombras y crea una luz uniforme. Si esto no es posible, puedes utilizar un reflector o un pedazo grande de papel blanco o tarjeta. Si colocas el producto entre la fuente de luz y el reflector, la luz rebotará de la superficie blanca y rellenará la sombra en la imagen.

Mucha gente también utiliza luces de estudio con reflectores o ventanas flexibles para añadir luz artificial que no proyecte sombra sobre el producto. Este equipo adicional de iluminación natural o artificial te da más libertad para elegir el grado de brillo de la luz, de qué color es y de dónde proviene en la imagen.

Las luces pueden ser más prácticas, pero requieren que hagas compras adicionales.

Opciones de la cámara

Las fotografías de productos de alta calidad requieren ajustes de cámara que permiten que la cámara capture con precisión los detalles del producto. Tienes que fijar la combinación adecuada de apertura, velocidad de obturación e ISO para obtener la apariencia y nitidez deseadas en tus imágenes.

Un vistazo más profundo a esos ajustes revela que la profundidad de campo, o la cantidad de imagen que se ve enfocada, viene determinada por el ajuste de apertura. En general, para asegurarte de que toda la imagen tenga detalles definidos, deseas una mayor profundidad de campo. Sin embargo, estas opciones también pueden hacer que la imagen quede demasiado oscura si te dejas llevar demasiado.

En segundo lugar, el tiempo que el sensor de la cámara está expuesto a la luz, controlado por la velocidad del disparador, te permite congelar o difuminar el movimiento. No querrás que las fotografías salgan borrosas cuando captures las imágenes de los productos. Sin embargo, una velocidad de obturación lenta puede aumentar el brillo general de la imagen.

Por último, cambiar el ajuste ISO en la cámara puede compensar la fotografía de productos con poca luz.

Encontrar las mejores opciones de cámara para la fotografía de tu producto requiere ensayo y error. Hacer fotos de prueba y analizar los resultados puede ayudarte a encontrar la combinación óptima de opciones para tu proyecto.

La importancia de un trípode

A la hora de fotografiar productos, un trípode robusto es una pieza esencial del equipo. Cuanto más estable sea la cámara, más precisas serán las tomas.

El uso de un trípode para tomar fotografías de tus productos te ayudará a lograr un encuadre y una composición más consistentes que los que lograrías al hacer una toma a distancia. Además, para disparar con una velocidad de obturación lenta o con bajos niveles de luz se necesita un trípode. Puede darte una mayor flexibilidad, ya que te permite tomar fotografías que no salgan borrosas a bajas velocidades de obturación.

Cuando compres un trípode, debes tener en cuenta su peso, estabilidad, altura y capacidad de ajuste. Para obtener unas imágenes perfectas, elige un trípode con una base y unas patas fuertes que soporten la cámara y cualquier otro complemento que tengas.

La capacidad de transporte es una prioridad absoluta si utilizas el trípode al aire libre o en varios lugares. Quieres poder hacer fotos de tus productos en el interior o al aire libre, de modo que un modelo que sea difícil de trasladar no es buena opción.

Si tienes en cuenta la iluminación y las opciones de la cámara y confías en un trípode robusto, podrás tomar imágenes de alta calidad de tus productos para así atraer clientes y aumentar las ventas. También puedes encontrar la presentación de producto perfecta experimentando con varias configuraciones de iluminación y ajustes de cámara.

Equipo para la fotografía de productos

El equipo que utilizas te puede ayudar a hacer mejores fotos de tus productos. Dado que las imágenes desempeñan un papel esencial en el marketing de página, merece la pena asegurarse de que tienes los artículos correctos en la bolsa de tu cámara.

Si no tienes estas cosas, puedes invertir en lo que necesitas para hacer unas fotos estupendas.

Cámara

A la hora de hacer fotos de tus productos, la cámara es la herramienta más importante de todas. Quieres un tipo de cámara con una alta resolución que proporcione imágenes claras en formatos .jpeg o RAW.

Las cámaras DSLR (digital single-lens reflex, digital réflex de objetivo simple) ofrecen el más alto nivel de control porque te permiten cambiar de objetivo. Además, puedes controlar las opciones a través de los botones del cuerpo de la cámara.

Las cámaras sin espejo son otra opción con objetivos intercambiables. Estos productos tienen la ventaja de ofrecer una vista previa a pantalla completa de las imágenes antes de sacar una foto.

Otras cámaras te permiten ampliar el producto, pero no cambiar de objetivo. Las cámaras pequeñas requieren el uso de menús digitales para cambiar la velocidad de obturación y la apertura, lo cual puede llevar mucho tiempo y resultar tedioso.

Objetivo

El objetivo es otra parte esencial. Te permite cambiar la distancia focal y la profundidad de campo de la imagen. Un objetivo fijo es ideal para tomar fotos de productos porque tiene una distancia focal fija que te permite centrarte en los ajustes y el encuadre en lugar de hacer zoom sobre el objeto a fotografiar.

Si vendes productos de tamaño pequeño, te resultará muy útil utilizar un objetivo macro o gran angular para captar los más pequeños detalles.

Trípode

Un trípode fija la posición de la cámara y evita que las fotos del producto salgan borrosas. Mantiene la cámara estable a una velocidad de obturación lenta y ayuda con el encuadre. Si inviertes en un buen trípode, es posible que no tengas que gastar tanto en iluminación.

Iluminación

La iluminación da luz al producto y evita la sobreexposición. Puedes considerar el tipo de iluminación y la temperatura del color. La combinación de la luz natural con la luz artificial crea una imagen equilibrada sin sombras antiestéticas. También puedes invertir en reflectores y difusores, que rellenan las sombras y crean una luz suave que no provoca un contraste marcado, respectivamente.

Fondos

Los fondos no solo establecen la escena, sino que también contextualizan los productos.

Por ejemplo, es posible que hayas notado que las fotografías tomadas con un telón de fondo blanco o negro hacen que el producto destaque y se vea profesional.

Sin embargo, un fondo más imaginativo o más colorido puede mostrar características particulares. Por ejemplo, un producto diseñado para uso en exteriores puede verse mejor colocado en un entorno verde o boscoso o cerca de un arroyo.

Si vendes una gama amplia de productos, la flexibilidad es clave. Querrás fondos sólidos en blanco o negro, pero también debes contar con una configuración que te permita hacer fotos de productos y utilizar fondos más creativos.

Prepárate para la sesión de fotos de tu producto

El equipo, la cámara y los fundamentos de iluminación son fundamentales para tomar fotografías de producto exitosas. Sin embargo, también debes prestar especial atención al producto en sí.

He aquí un enfoque paso a paso para tomar fotos dignas de utilizar para la venta de productos.

Limpiar y preparar los productos

Antes de la sesión de fotos, es necesario limpiar los productos. Las imágenes con mucho detalle mostrarán polvo, huellas dactilares y otros defectos. Por lo tanto, debes limpiar y secar todos tus productos y almacenarlos en un lugar donde no puedan coger más polvo antes de la sesión.

Para asegurarte de que no tienen manchas, puedes repasarlos una vez más con un plumero o un trapo antes de tomar la foto.

Selecciona el fondo adecuado

Quieres un fondo que permita que el producto destaque. Nunca debes elegir un color de fondo que coincida demasiado con el del producto. Los dos colores pueden terminar casi fusionándose, resultando en una imagen poco clara que no muestra con precisión el producto.

Configura la iluminación

Quieres una configuración de iluminación que muestre todo el producto, pero que no produzca demasiadas sombras. Puedes utilizar luz natural, luz artificial con un reflector o un difusor, o llenar el set con luces y reflectores para crear una configuración atractiva que muestre toda la imagen sin áreas oscuras.

Coloca los productos

Una imagen de producto atractiva requiere una colocación minuciosa del producto. Quieres una composición de imagen que llame la atención y que también destaque los atributos del producto. Quizás desees hacer una captura en varios ángulos diferentes para poder seleccionar la mejor más adelante y evitar tener que hacer más fotografías.

También puedes querer mostrar el embalaje del producto en la imagen. Esta configuración puede ser útil si el embalaje incluye un logotipo u otras características de la marca que te diferencien de tus competidores de E-commerce.

Técnicas fotográficas para probar

He aquí algunas técnicas que suelen dar buenos resultados para las fotos de productos.

  • Ángulos de disparo: colocar la cámara en diferentes ángulos puede crear una perspectiva única. Este aspecto diferente puede resaltar los atributos de tu producto o alterar su apariencia. Por ejemplo, puedes hacer un contrapicado para que el producto parezca más grande o tomar la foto desde arriba para crear profundidad y dimensión.
  • Composición del producto: la composición de la foto del producto puede aumentar el atractivo de tu imagen. Emplea la regla de los tercios, que incluye dividir el encuadre en tres porciones iguales horizontal y verticalmente y colocar el objeto a fotografiar en las intersecciones de las líneas. Este enfoque da a las imágenes un aspecto equilibrado y simétrico.
  • Profundidad de campo: poca profundidad de campo puede resaltar una característica particular del producto, mientras que mucha profundidad de campo puede mostrar más contexto y ayudarte a mostrar el producto en un entorno concreto.
  • Distancia focal: las fotografías del producto también se ven afectadas por la distancia focal del objetivo. Una distancia focal más amplia capturan más del producto y lo que está a su alrededor, mientras que una más larga comprime y enfoca la imagen.

Estos enfoques para la toma de imágenes pueden aportar más variedad a tus fotos de producto y hacer que destaquen.

Cómo editar las fotos de tu producto

Si bien las opciones de la cámara, la iluminación y la colocación del producto pueden darte excelentes fotos del producto sin mucho software de edición de fotos, querrás usar un software de edición de imágenes igualmente para perfeccionar tus imágenes antes de publicarlas en las páginas de tus productos.

Estos son los pasos a seguir para eliminar todas las imperfecciones de tus imágenes y darles un aspecto que ayudará a impulsar las ventas.

  • Técnicas básicas de edición: puedes modificar la exposición, el contraste y la nitidez en Adobe Photoshop o Lightroom. También hay muchos otros programas y aplicaciones de edición que te permiten ajustar estos atributos fundamentales.
  • Corrección de color: el arreglo de los colores de las fotos del producto garantiza la precisión. Algunos programas tienen funciones de corrección automática del color. Si realizas esta modificación manualmente, cambiarás el balance de blancos, la saturación y el tono de la imagen.
  • Eliminación de imperfecciones: es esencial eliminar cualquier defecto que aparezca en las imágenes de tu producto para mejorar su apariencia. Entre estas imperfecciones se incluyen manchas, polvo, huellas dactilares o el "ruido" digital que a veces se produce en entornos con poca luz. El software de edición como Photoshop tiene funciones como "clonar" y "retocar". Dichas funciones toman píxeles de las zonas circundantes y utilizan duplicados para cubrir las imperfecciones.
  • Cambio de tamaño: por último, las fotografías de tus productos deben tener el tamaño y formato adecuados para tu sitio web, tienda en línea, páginas de redes sociales, entradas de blog o materiales de marketing. Puedes utilizar un software que ajuste el tamaño al tiempo que mantiene la imagen en la proporción adecuada para que no se distorsione.
  • Recortes: si necesitas cambiar la longitud y el ancho para cumplir con las especificaciones, puedes recortar la imagen para obtener las mediciones exactas. Algunas tiendas en línea tienen requisitos muy específicos, por lo que puede ser necesario recortar cuidadosamente la imagen para obtener el tamaño correcto.

También es posible que tengas que ajustar el formato del archivo. Por ejemplo, es posible que tengas que cambiar de RAW, que ofrece más detalles, a .jpeg o .png, que son formatos más compatibles con la web que se cargan rápidamente y proporcionan los detalles adecuados.

Consejos para una fotografía de producto eficaz

La fotografía de producto es mucho más que conseguir una buena foto bien iluminada del artículo que estás vendiendo. Se trata de captar la esencia del producto y presentarlo visual y atractivamente a los clientes potenciales.

Aquí tienes algunos consejos para captar la esencia de tus productos.

  • Coherencia en la presentación del producto: la fotografía del producto necesita coherencia. Una vez que decidas qué es lo que funciona, puedes usar la misma iluminación, el mismo fondo y los mismos accesorios y atrezo. Esto crea una colección de imágenes de producto cohesionadas y profesionales que los clientes pueden recorrer y comparar fácilmente.
  • Uso de accesorios y atrezo: los accesorios y el atrezo mejoran las fotos de los productos. Por ejemplo, para crear un entorno de cafetería, puedes utilizar una bolsa de granos de café o una prensa francesa si lo que vendes es una taza de café. Debes asegurarte de que el atrezo y los accesorios no eclipsen el producto, sino que añadan contexto y realcen su aspecto.
  • Destacar las características del producto: la fotografía del producto resalta las características y hace que la persona que está viendo la imagen se centre en los detalles más importantes. En algunos casos, es conveniente utilizar primeros planos de características, texturas y patrones inusuales. En otros, puedes utilizar los ángulos para asegurarte de que los aspectos del producto que lo hacen único estén en el centro de la imagen.
  • Uso de imágenes y fotos de estilo de vida: las imágenes de estilo de vida muestran tu producto en acción. Funcionan bien para compradores de ropa, muebles y objetos de decoración del hogar que desean ver su compra en entornos más reales.

Debido a que la fotografía de productos implica coherencia, inventiva y detalle, es crucial utilizar las estrategias anteriores, ya que te ayudarán a producir fotos de productos atractivas que aumenten las ventas.

Utiliza la fotografía del producto en varios canales

Después de aprender sobre los fundamentos, equipos y técnicas de fotografía de productos para generar fotos atractivas de productos, es hora de investigar cómo utilizar estas fotos de alta calidad para anunciar tu marca en numerosas plataformas.

La promoción de productos requiere coherencia. Si diseñas una estrategia de marketing a largo plazo y creas imágenes únicas y reconocibles, puedes generar reconocimiento de marca y confianza. Si deseas tener éxito en tus esfuerzos por vender tu producto en línea, estas cualidades son esenciales.

Mailchimp ofrece complementos que ayudan con la publicidad de productos en varias plataformas. Además de las herramientas de optimización de imágenes, que garantizan que las imágenes estén formateadas correctamente para la web, también puedes utilizar la función de estudio de contenido para mantener todas las fotografías organizadas en un solo lugar, para poder utilizarlas y acceder a ellas fácilmente.

Comparte este artículo