Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Impulsa tu negocio con el poder de la marca empleadora

¡Descubre el secreto del éxito en reclutamiento! Atrae y retiene al mejor talento con una irresistible estrategia de marca empleadora o employer branding.

Cuando piensas en la creación de marca para tu empresa, puede que automáticamente te venga a la cabeza la atención al cliente. Sin embargo, existen otras maneras de crear marca que puedes plantearte, además de cómo ven tu empresa los clientes potenciales y actuales. También debes tener en cuenta la promoción de identidad corporativa.

Si bien el objetivo final de una empresa es que tenga éxito y obtenga beneficios, no puedes hacerlo sin los empleados que son los que lo hacen posible. Aquí es donde entra en juego la promoción de la identidad corporativa.

Una identidad corporativa fuerte aumenta la probabilidad de que acabes contratando a personas que marcarán la diferencia en tu empresa y contribuirán a su éxito. Por no hablar de lo importante que es crear una visión positiva de tu empresa dentro de la propia comunidad, ya que tener unos empleados contentos puede disparar la buena reputación de tu empresa.

Cuando los empleados insatisfechos hablan, la reputación de la empresa cae en picado, sobre todo si se trata de captar clientes. Así que hablemos de todo lo que necesitas saber sobre la promoción de identidad corporativa y cómo implementar una estrategia sólida de promoción de identidad corporativa en tu lugar de trabajo.

¿Qué es la promoción de identidad corporativa?

La promoción de identidad corporativa es una forma única de creación marca que desarrolla la confianza en la marca de toda la comunidad, tanto de los empleados como de los clientes potenciales. Básicamente, la promoción de identidad corporativa se refiere a la imagen que los empleados antiguos, actuales y futuros tienen de ti como empleador.

También puede afectar a tu marca en general. Piensa en una empresa que trate mal a los empleados. ¿Te plantearías utilizar sus servicios, o ya tienes una impresión negativa de la empresa solo por eso?

¿Por qué es importante tener una estrategia de promoción de identidad corporativa?

Las estrategias de promoción de la identidad corporativa son aspectos vitales de tu marca y de la cultura de tu empresa. Te ayudan a ganar empleados y a fomentar una visión positiva de tu marca. Al final, todo esto también afecta a la reputación de tu marca, por eso es tan importante tener una estrategia de promoción de la identidad corporativa.

Otras razones por las que es crucial contar con dicha estrategia son:

Atrae a candidatos de alta nivel

Tener buenos empleados es clave para el éxito de tu empresa. Si bien cualquier empleado con experiencia puede ocupar el puesto, no significa necesariamente que cumplirá con tus expectativas o proporcionará el resultado deseado.

Contar con una buena estrategia de promoción de identidad corporativa, mejorarás tu adquisición de talento y atraerás a candidatos de alto nivel que sean perfectos para el puesto. Cuando contratas a empleados que realmente quieren trabajar para ti, creas un mejor ambiente de trabajo y optimizas la productividad.

Aumenta la retención de empleados

A la hora de contratar a tus empleados, ofréceles margen de crecimiento y dales las herramientas que necesitan para tener éxito y garanticen que estén contentos de formar parte de tu equipo. Así será posible que establezcan objetivos, los logren, se esfuercen por mejorar y reciban el pago que merecen, todo lo cual acabará redundando en beneficios para ti como pequeña empresa.

Una buena estrategia de promoción de identidad corporativa te ayuda a conservar más empleados, lo que te facilitará las cosas a ti y a todos los que participan en el proceso de contratación para pequeñas empresas. Lo que al final se traduce en una plantilla muy satisfecha en general.

Ahorra dinero

La formación de nuevos empleados cuesta dinero y utiliza recursos valiosos. Cuando contratas a gente y la sometes a un entorno de trabajo negativo, tienden a no permanecer mucho tiempo y pasar al siguiente trabajo, lo que supone una pérdida del dinero invertido en su formación.

Mediante la creación de una estrategia de identidad corporativa, puedes retener a estos empleados y ahorrar el coste de empezar el proceso de contratación de nuevo.

Además, cuando contratas a personas productivas, con las aptitudes y los requisitos necesarios, aumentan tu productividad y tus beneficios. También puede aumentar la satisfacción del cliente, algo vital a la hora de hablar de los conceptos básicos de la marca.

Mejora la reputación de la marca

Una estrategia de promoción de la identidad corporativa te permitirá desarrollar una reputación de marca positiva. Esto no solo te ayuda a retener empleados, sino que también atrae a nuevos clientes.

Tener una reputación de marca positiva puede mejorar tu relación con los empleados actuales y futuros, lo que suele generar fidelidad y aumentar la confianza del cliente en tu marca.

Fortalece la moral de los empleados

Crear una identidad corporativa positiva hace que tu lugar de trabajo genere una experiencia de empleado muy agradable. Con un entorno laboral positivo, tus empleados notarán que se satisfacen sus necesidades y estarán más dispuestos a trabajar duro para tu empresa.

El objetivo de toda empresa debe ser crear un entorno de trabajo positivo en el que los empleados estén entusiasmados por ir a trabajar. En primer lugar, crea una estrategia de promoción de identidad corporativa eficaz.

Cómo crear una estrategia exitosa de promoción de la identidad corporativa

Ahora que hemos repasado por qué es importante tener una estrategia de promoción de identidad corporativa, hablemos de cómo construir una.

En esta sección, revisaremos algunos ejemplos de estrategia de identidad corporativa que puedes aplicar en tu propio entorno laboral y cómo construir una estrategia de éxito que te ayude a atraer y retener a empleados de alto nivel.

Define la propuesta de valor de tu empresa

Tu propuesta de valor es el beneficio que recibirán los clientes como resultado de utilizar tu producto o servicio. En última instancia, es la razón por la que los clientes deberían elegirte por encima de la competencia.

La propuesta de valor funciona de dos maneras en relación con la identidad corporativa. En primer lugar, los empleados entienden la esencia general de tu empresa. Pueden incorporar esto en su trabajo, y es posible que encuentres algunos empleados que quieren trabajar contigo porque los valores de tu empresa están en consonancia con los suyos.

Por otro lado, tu propuesta de valor puede incluir la experiencia de tus empleados y tu marca. Puede ser sinónimo de quién eres y qué haces, y en última instancia, de por qué un cliente debe elegirte.

Identifica tu público objetivo

Independientemente del tamaño o el mercado de tu empresa, tu público objetivo para la identidad corporativa siempre es un empleado potencial. Sin embargo, este concepto va un poco más allá. Cuando te dirijas a empleados potenciales, es importante crear perfiles de candidatos específicos para hacerte una idea de a quién quieres contratar.

Piensa en las características de tu candidato ideal, como:

  • Edad
  • Educación
  • Sexo
  • Sueldo deseado

Esto te ayudará a hacerte una mejor idea de a quién quieres contratar, lo que puede facilitar el proceso de contratación.

Desarrolla una EVP

EVP es el acrónimo de Employee Value Proposition, es decir, propuesta de valor para los empleados. Se refiere a los beneficios que recibe un empleado en tu lugar de trabajo por sus atributos, experiencia, talento, habilidades y todo lo que aporta.

Tus EVP deben incluir los beneficios únicos que proporcionas y que te hacen destacar entre la competencia. Las EVP que ofreces ayudan a atraer gente a tu lugar de trabajo, y también hacen que la gente quiera permanecer en la empresa.

Aprovecha las redes sociales

Las redes sociales empezaron como una forma de comunicarse con amigos, pero ahora se han convertido en una forma de comercializar productos e incluso se pueden utilizar como una estrategia de promoción de identidad corporativa.

En primer lugar, muchos buscadores de empleo utilizan las redes sociales, por lo que debes utilizar tus cuentas de redes sociales para promover las ofertas de trabajo. Con las redes sociales, puedes hacerte una idea de lo que buscan los empleados en una empresa.

También puedes utilizar las redes sociales para publicar anuncios de empleo y, al mismo tiempo, posicionar tu marca como un lugar positivo para trabajar. Asimismo, puedes incluir posts destacando a cada empleado para mostrar tu agradecimiento. Añade una sección a tu LinkedIn sobre la experiencia del empleado que ofreces y opiniones de los empleados.

Involucra a tus empleados

Los empleados quieren algo más que una nómina. Quieren que les pidas su opinión honesta y les permitas aportar comentarios. Buscan margen de crecimiento, avance y mejora, lo que significa que tienes que hablar directamente con ellos y darles orientación.

Dales recursos para mejorar su rendimiento y asegúrate de felicitarlos por el trabajo bien hecho. Quieren saber que lo que hacen importa y que lo estás notando, así que dedica tiempo a recopilar los comentarios de los empleados para que puedas hacerte una idea de lo que estás haciendo bien y de lo que debe mejorar.

Optimiza tus sitios profesionales

Los sitios de empleo te permiten llegar a un gran número de candidatos potenciales a la vez. Permiten darte a conocer y dar a los candidatos potenciales la facilidad de presentar su solicitud electrónica.

Sin embargo, debes asegurarte de que tus publicaciones de empleo dan una imagen positiva de tu empresa como lugar de trabajo.

La estrategia de promoción de identidad corporativa te permite revisar todos los aspectos de tu perfil y listados conforme a ella. Añade detalles sobre lo que hace que tu empresa sea una experiencia positiva para los empleados en lugar de una simple descripción del trabajo.

Sin embargo, recuerda que añadir una compensación por un puesto es útil para atraer a candidatos interesados en lugar de a aquellos con expectativas por encima de las que puedes proporcionar.

Ofrece una experiencia positiva al candidato

Otro aspecto importante de la creación de una estrategia exitosa de promoción de identidad corporativa es garantizar una experiencia positiva para los candidatos. En lugar de centrarse solo en lo que la persona puede aportar, gira el foco hacia las necesidades de esas personas.

Esto significa que tienes que preguntar al empleado por qué quiere trabajar para ti y qué cree que puede hacer este lugar de trabajo por él. Debate sus expectativas en términos de pago y horarios.

Mide y analiza el éxito

Una vez implementada la estrategia de promoción de identidad corporativa, tendrás que medir y analizar su éxito.

Es importante que dediques un tiempo a ver cómo están respondiendo tus estrategias y si están captando a los posibles empleados que deseas. O si estás atrayendo a personas no cualificadas que simplemente buscan empleo en lugar de una carrera en una empresa.

También ayuda controlar si estás atrayendo a más empleados potenciales y si se presentan a sus entrevistas y vuelven una vez contratados; todo esto desempeña un papel en el éxito de la creación de estrategias exitosas de promoción de la identidad corporativa.

Recluta al mejor talento con una estrategia eficaz de promoción de identidad corporativa

Si deseas atraer al mejor talento para tu empresa, debes tener una sólida estrategia de promoción de identidad corporativa.

La estrategia de promoción de identidad corporativa debe proporcionar a los empleados una experiencia general positiva, incluso cuando aún están en fase de búsqueda de empleo, cuando van a una entrevista y cuando son contratados.

Si realizas cambios en tus procesos y políticas, asegúrate de evaluar tus resultados y realizar los ajustes según sea necesario. Si necesitas un recurso para hacerlo realidad, piensa en Mailchimp.

Mailchimp es una plataforma integrada de marketing por correo electrónico que te ofrece varios servicios para ayudarte con el proceso de contratación, lo que te libera para poder centrarte en el proceso de contratación en sí mismo y no en otras tareas.

Comparte este artículo