Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Construir un modelo de negocio escalable: Estrategias

Descubre estrategias eficaces y buenas prácticas para crear un modelo de negocio escalable. Haz crecer tu negocio de forma sostenible con nuestro experto.

Las ideas de negocios escalables pueden generar ingresos a largo plazo que respalden el crecimiento, la innovación y el aumento de los beneficios.

El crecimiento es crucial para cualquier empresa. Cuando inicias tu negocio, tus principales objetivos son desarrollar ofertas de productos o servicios que vendan y atraigan a los clientes. Sin embargo, una vez que estés listo para vender, es posible que te preguntes si tu negocio es escalable.

Los negocios escalables son tipos de empresas que pueden aumentar sus ingresos más rápido de lo que aumentan sus costes, generando más ingresos rápidamente sin preocuparse de los incrementos de precio en las materias primas. No todas las empresas son escalables, y eso no tiene nada de malo. Algunos propietarios de negocios están satisfechos con sus pequeñas empresas, generando ingresos suficientes para tener calidad de vida.

Sin embargo, muchos propietarios de empresas quieren un negocio escalable cuyo crecimiento aumente exponencialmente, que es la manera en la que muchas marcas conocidas se han constituido. Para construir un negocio escalable, necesitas diseñar un plan para el éxito.

En este artículo hablaremos sobre las empresas escalables, qué son y las estrategias más comunes para ampliar tu negocio. Comencemos.

¿Qué es un negocio escalable?

Un modelo de negocio escalable es aquel que describe tu plan de crecimiento. Cuando pones en marcha tu propia empresa, tienes muchas ideas diferentes para ampliar tu público, vender más productos y satisfacer a los clientes. No obstante, todavía necesitas un plan de ampliación.

Un modelo de negocio escalable puede crecer sin que se produzca ningún cambio significativo en su estructura o sus finanzas, es decir, puede crecer sin grandes complicaciones, independientemente de los costes o recursos disponibles. Las ideas empresariales escalables más conocidas incluyen empresas tecnológicas como Netflix, pero cualquier empresa puede ser escalable.

Si tienes una empresa escalable, tu coste de crecimiento no obstaculiza tus ingresos, lo que te permite ganar más con un aumento mínimo de los costes.

Y un negocio escalable no es solo el que puede gestionar el crecimiento durante la temporada alta, sino que puede gestionar el crecimiento sostenido y rápido, permitiéndote así superar a tus competidores.

Al crear una empresa, su propósito puede ser la capacidad de ampliación. Sin embargo, no siempre es así. Algunas empresas no empiezan con un plan de crecimiento rápido y sostenido y tendrán que ajustar sus modelos de negocio más adelante. Teniendo en cuenta ahora la capacidad de ampliación puedes evitarte problemas importantes en el futuro, cuando experimentes un crecimiento exponencial.

Cualquiera puede tener una idea de negocio, pero ¿son escalables tus ideas? Una idea de negocio escalable es aquella que te prepara para el éxito para evitar los baches de velocidad y los cuellos de botella cuando tu empresa crece, independientemente del sector en el que te encuentres.

Cada idea de negocio necesita un plan que le permita alcanzar el éxito en un mercado competitivo. Sin embargo, no todas las empresas son escalables. Consideremos, por ejemplo, la idea comercial de convertirnos en entrenador personal. Este tipo de negocio no es escalable porque solo se puede entrenar a un número determinado de clientes a la vez. Tu tiempo y costes aumentan acorde con tus ingresos.

Pero piensa en ideas empresariales escalables. Por ejemplo, Netflix es un modelo de negocio escalable porque los costes no cambian a medida que obtienen más suscriptores, lo que les permite aumentar los beneficios sin aumentar los costes para así satisfacer las demandas del mercado.

Cada modelo de negocio escalable contiene elementos clave que lo diferencian de las ideas comerciales no escalables. Veamos estos elementos para ayudarte a encontrar diferentes ideas para ampliar tu negocio y lo que necesitarás para hacerlo realidad.

Ofertas de productos/servicios

Todo negocio exitoso necesita un producto o servicio. Sin embargo, lo que diferencia a las empresas escalables de las no escalables son los productos/servicios que ofrecen. Por ejemplo, luna peluquería no es una idea de negocio escalable porque solo se puede recibir a un número concreto de clientes en un día.

Sin embargo, una empresa de alquiler de propiedades es una idea de negocio escalable porque tus ingresos de alquiler se volverán rentables una vez que la hipoteca haya quedado pagada, y los precios del alquiler aumentan cada año, por lo que tus costes permanecerán igual pero aumentarás los ingresos.

Mercado objetivo

Todas las empresas tienen un mercado objetivo, tanto si se dan cuenta de ello como si no. Tu mercado objetivo es un grupo concreto de clientes con más probabilidades de estar interesados en tu producto o servicio. Por lo tanto, cuando creas un producto o servicio, tienes en mente a un consumidor en particular. Por ejemplo, una agencia de marketing se dirige a empresas. Sin embargo, pueden ofrecer especializaciones para algunos sectores; puedes encontrar agencias de marketing para B2B, B2C, e-commerce y casi cualquier nicho.

Mientras tanto, si creas un producto como un nuevo cepillo para el pelo rizado, tu mercado objetivo son las personas con pelo rizado. ¿Por qué es importante el mercado objetivo para una empresa escalable? Dirigirse a un mercado específico te permite crear un producto más concreto que satisfaga las necesidades de sus consumidores.

Además, tener en mente un mercado objetivo te permite dirigirte a personas determinadas que probablemente estén interesadas en tu producto o servicios. Como al poner en marcha tu negocio dispones de recursos mínimos, tener en mente un mercado objetivo puede mantener bajos tus costes de marketing, ya que sabrás exactamente a quién dirigir tus campañas.

Modelo de ingresos

Tu modelo de ingresos es tu plan para ganar dinero y está estrechamente relacionado con tu modelo de negocio. Por ejemplo, Netflix dispone de un modelo de suscripción que detalla cómo obtienen ingresos al recaudar las tarifas mensuales de suscripción de los usuarios.

Hay varios tipos de modelos de ingresos, incluyendo modelos de freemium para software, comercio minorista y modelos de producción para una empresa de e-commerce y tiendas físicas, mayoristas, etc. Lo creas o no, la forma en que determinas tu modelo de ingresos puede afectar a la capacidad de ampliación de tu negocio.

Cualquiera de estos modelos de ingresos puede ser escalable, dependiendo de tu plan de negocio. Por ejemplo, un modelo de producción es cuando una empresa crea un producto y genera ingresos cuando los clientes pagan por él. Este modelo de negocio no es intrínsecamente escalable, pero puede serlo si estableces los cimientos para asegurarte de que puedes seguir el ritmo de la producción cuando tu negocio escale sin aumentar demasiado los costes necesariamente.

Estrategia de adquisición de clientes

Tu estrategia de adquisición de clientes detalla cómo atraer y convertir clientes. Cada empresa necesita una estrategia, pero ¿qué hace que un negocio escalable sea diferente? Las empresas escalables tienen una estrategia de adquisición de clientes que mantiene bajos sus costes al tiempo que aumenta sus tasas de conversión. Por supuesto, esto es más fácil de decir que de hacer. Una sólida estrategia de adquisición de clientes puede consistir en ensayo-error hasta que encuentres maneras de reducir los costes de adquisición de clientes.

Digamos que diriges un negocio de e-commerce que vende ropa de punto e inviertes en publicidad en redes sociales para atraer clientes. Cuando haces números, descubres que el coste de adquisición de tu cliente es de 10 USD, mientras que tus productos se venden por 20 USD. Esto significa que estás obteniendo beneficios de solo el 50 % del precio de venta de tus artículos. En este caso, tu negocio no es escalable.

Incluso si todos los demás aspectos de tu negocio pueden gestionar la capacidad de ampliación y mantenerse al día con la producción, si tu negocio crece, tu estrategia de adquisición de clientes y los costes totales de tus esfuerzos de marketing te impedirán obtener ingresos que mantengan tu negocio en marcha.

Cada negocio es distinto y requiere una estrategia de adquisición de clientes diferente. Sin embargo, si los costes de tu estrategia son demasiado grandes, pueden afectar a tus beneficios, lo cual puede influir negativamente en otras áreas del negocio y evitar la capacidad de ampliación.

Recursos e infraestructura

Con los recursos e infraestructura necesarios, todas las empresas escalables deben poder ampliarse y crecer. La mayoría de las pequeñas empresas empiezan siendo así, pequeñas, por lo que el empresario puede encontrar formas de aumentar los beneficios y la capacidad de ampliación a lo largo del tiempo.

Por ejemplo, puedes poner en marcha un negocio de panadería en la cocina de tu casa, vendiendo tus productos a amigos, familiares y clientes locales. Sin embargo, si deseas una empresa que aumente en crecimiento, necesitarás una cocina industrial que te permita elaborar miles de productos al día.

Si te quedas en tu casa, construyes un sitio web e inviertes en una sólida estrategia de adquisición de clientes, tendrás que seguir el ritmo a la demanda de los clientes. Al final, esto puede significar poder contratar empleados, algo que no puedes hacer si estás trabajando en tu propia cocina.

Contar con los recursos y la infraestructura necesarios para ampliar tu negocio es primordial. Puedes pensar en esto más adelante una vez que tu empresa empiece a despegar. Sin embargo, es mucho más difícil escalar una empresa y poner en marcha procesos e infraestructura después de haber experimentado crecimiento y un aumento de la demanda.

Estrategias para ampliar tu modelo de negocio

Como hemos mencionado, cualquier emprendimiento modelo de negocio puede ser escalable, pero no todas las empresas son escalables. Algunas empresas tienen recursos limitados, y eso no tiene nada de malo. Pero, si deseas tener un negocio escalable, necesitarás crear un plan para escalarlo y qué sucederá cuando haya un aumento en la demanda de tus productos o servicios.

Una vez que tengas un plan, puedes empezar a buscar maneras de escalar tu negocio. En primer lugar, por supuesto, siempre debes determinar si estás listo para escalar tu negocio. Sí, conseguir más ventas es fantástico, pero podrías perder impulso rápidamente si no tienes suficientes productos en stock, debes tener en cuenta criterios como la falta de productos ya que no podrás asegurar la entrega.

Si estás preparado para escalar tu negocio y tienes la infraestructura y los recursos necesarios, puedes seguir estas estrategias de crecimiento:

Aumentar tu base de clientes

Para escalar una empresa, debes aumentar los ingresos. La única manera de aumentar tus ingresos es hacer crecer tu base de clientes. Hay varias formas de hacerlo, y el método que elijas dependerá en última instancia de tu estrategia comercial. Por ejemplo, si deseas aumentar rápidamente tu base de clientes, puedes ofrecer una oferta por tiempo limitado o disminuir tus precios para atraer a más clientes.

Por supuesto, la reducción de precios no siempre es lo más adecuado para todas las empresas. La forma de aumentar tu base de clientes depende de varios factores que pueden afectar a la estructura general de tu negocio, por lo que merece la pena considerar la mejor manera de aumentar el número de clientes que tienes sin disminuir la calidad de tus productos o servicios.

Ampliar tus ofertas de productos/servicios

Ampliar tu oferta de productos y servicios es una de las mejores formas de escalar tu negocio porque significa que puedes hacer más. Por ejemplo, una agencia de marketing podría aumentar sus ofertas de servicios para atraer más clientes y, a su vez, vender más.

Por su parte, otra empresa podría cobrar más por productos o servicios prémium. Por ejemplo, las empresas de software pueden ofrecer una solución gratuita o de bajo coste de su producto. Una vez que los clientes se den cuenta de que necesitan el producto, pagarán más por las funciones prémium.

Otra idea de negocio escalable es una empresa de e-commerce. Independientemente de lo que vendas, ampliar tu oferta de productos puede ayudarte a atraer nuevos clientes y aumentar los ingresos, siempre y cuando tengas la infraestructura necesaria para gestionar este tipo de crecimiento, lo cual significa disponer de un mayor espacio de almacenamiento para el inventario.

Entrar en nuevos mercados

La ampliación a nuevos mercados puede ayudarte a atraer más clientes, lo cual te brinda más oportunidades de venta. Por ejemplo, Tesla se expandió al sector del almacenamiento de energía doméstica. Como ya sabes, Tesla produce vehículos eléctricos. Sin embargo, al entrar en un mercado adyacente, pudieron aumentar las ventas abriéndose paso en un sector multimillonario con su tecnología para crear un nuevo producto para un mercado diferente.

Por supuesto, también hay empresas que entraron en nuevos mercados y abandonaron los antiguos. La marca de maquillaje Avon era originalmente una empresa de libros con el mismo modelo de negocio de venta directa. No obstante, ampliaron sus ofertas a productos de cuidado personal utilizando la misma técnica de venta y terminaron abandonando los libros abandonados.

Estas dos empresas demuestran que entrar en nuevos mercados puede ayudarte a ampliar tu negocio al atraer clientes similares pero nuevos, o encontrar un mercado completamente nuevo utilizando las mismas estrategias para aumentar los beneficios y las ventas.

Diversificar tus fuentes de ingresos

Proporcionar a tu empresa varias formas de ganar dinero puede mitigar los riesgos. Una empresa de e-commerce depende de que los clientes compren sus productos y vuelvan por más. Por desgracia, los consumidores pueden distraerse con un nuevo artículo o servicio que llegue pisando fuerte y terminarán siguiendo las tendencias que les impiden volver a tu negocio.

La mejor manera de combatir esto que hemos visto en un negocio de e-commerce es mediante suscripciones. Hoy en día, puedes obtener suscripciones para todo, desde tu café a productos de belleza, etc. Además, la diversificación de tus fuentes de ingresos puede ayudarte a predecir tus ingresos fácilmente a lo largo del tiempo porque sabes cuántas personas están suscritas y lo que pagan exactamente cada mes.

Hay muchas maneras de diversificar tus fuentes de ingresos, desde agregar suscripciones hasta poner tu negocio en línea y ofrecer cursos por Internet. La forma en que decidas hacerlo dependerá de tu modelo de negocio general. Por ejemplo, un entrenador personal puede ofrecer cursos de formación en línea, mientras que una tienda física puede empezar a vender productos a través de Internet.

Franquiciar tu modelo de negocio

La personalización de tu modelo de negocio es una gran manera de aumentar los beneficios sin gastar más necesariamente. En su lugar, crearás un negocio de éxito y lo configurarás de una manera que otros puedan replicar. Por ejemplo, puedes abrir una exitosa tienda de helados y hacer que otros empresarios quieran hacer lo mismo. Sin embargo, como franquicia, tendrás que proporcionarles recursos, productos y asistencia general para garantizar el éxito al franquiciado.

Franquiciar tu negocio puede ayudarte a asegurarte de que cubres el mercado antes que nadie, ya que estarás haciendo crecer tu negocio por todo el país sin tener que adquirir tú mismo los locales. En su lugar, tendrás un apalancamiento financiero y recursos humanos que te permiten competir con empresas más grandes, ya que los franquiciados asumen la mayoría de responsabilidades comerciales.

Errores comunes que se deben evitar al construir un modelo de negocio escalable

Crear un modelo de negocio escalable significa aumentar los ingresos a la vez que se mantienen bajos los costes. Por desgracia, no es una buena opción para todos los empresarios o propietarios de empresas. Si tienes una idea de negocio, tu prioridad principal puede no ser determinar si es escalable; es más, puede que ni siquiera sea tu objetivo final.

Sin embargo, la creación de un modelo de negocio escalable desde el principio puede garantizar que estás preparado para el crecimiento cuando este ocurra. Estos son los errores comunes que debes evitar al construir tu modelo de negocio escalable:

Identificar incorrectamente tu mercado objetivo

Todas las empresas de éxito saben quién es su mercado objetivo, lo que les permite comercializarse y anunciarse de forma eficaz. Lamentablemente, no identificar tu mercado objetivo significa que terminarás gastando más en marketing de lo que necesitas.

Un enfoque de marketing de “bombardeo” nunca es eficaz y puede ocasionarte mayores costes de adquisición de clientes que impiden la capacidad de ampliación.

Abandonar el desarrollo de procesos que puedan aplicarse repetidas veces

La automatización es crucial para las empresas escalables porque ahorra tiempo a la vez que aumenta la eficacia. Pero aunque tu empresa no utilice la automatización, debes contar con procesos que puedan aplicarse repetidas veces. Si eres el panadero repostero del que hablábamos antes, que hornea galletas en la cocina de su casa y sin receta, tu proceso no se puede implementar varias veces. Tendrás galletas riquísimas, eso sí, pero no todas sabrán igual.

Si tu negocio de panadería crece, es posible que tengas que contratar empleados que te ayuden a hornear, pero como no hay receta, ninguna galleta sabrá igual. Además, tus empleados no podrán repetir el proceso, por lo que tus clientes no recibirán el mismo producto y de la misma calidad cada vez.

Extensión excesiva de los recursos demasiado rápido

Extender demasiado los recursos puede significar cualquier cosa, desde gastar más en marketing para aumentar el conocimiento de un nuevo producto hasta hacer trabajar en exceso a tus empleados. Ambas cosas pueden ser perjudiciales para tu negocio.

Por ejemplo, hacer trabajar demasiado a tus empleados porque no tienes dinero para contratar a más personas puede conducir a errores en el trabajo que afectan al éxito de tu negocio. Por otro lado, gastar demasiado dinero durante períodos de crecimiento que tal vez no duren puede dejarte corto de dinero en efectivo cuando realmente lo necesites.

Centrarse demasiado en el éxito a corto plazo

Muchas empresas tienen periodos de mayor éxito. Por ejemplo, tu empresa puede hacerse viral en cualquier momento si atrae a los consumidores adecuados. Un minuto puedes ser viral en las redes sociales, y al siguiente parece que tus clientes te hayan olvidado por completo.

El éxito a corto plazo puede ayudarte a sentar las bases de una empresa escalable, ayudándote a determinar qué necesitas hacer y aprender de tus errores. Sin embargo, centrarse demasiado en el éxito a corto plazo en lugar de en el crecimiento a largo plazo puede perjudicar tus ingresos. No serás viral para siempre, por lo que debes contar con un plan para atraer más clientes que te ayude a ampliar tu negocio.

No ignores la importancia de la cultura

Escalar tu negocio también significa contratar a los mejores talentos y ser flexible. Tus empleados son el alma de tu negocio y, sin ellos, no podrás procesar y cumplir con los pedidos, mantener un sitio web ni proporcionar atención al cliente.

Todos tus recursos, desde tus trabajadores hasta las herramientas que utilizas, son esenciales para el crecimiento de tu empresa. Mailchimp puede contribuir a llevar tu negocio al siguiente nivel con un conjunto de herramientas de marketing diseñadas para ayudarte a ampliar tu negocio y aumentar tus beneficios.

Comparte este artículo