Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

4 ideas de rediseño web para renovar tu sitio y atraer nuevos usuarios

Es hora de renovar tu sitio web, pero ¿por dónde empezar? Echa un vistazo a estas ideas que te servirán de inspiración a la hora de rediseñar tu sitio web.

Vivimos en un mundo cada vez más digital, así que si tienes un negocio ahora es más importante que nunca conectar con los clientes en línea.

Cuidar tu presencia digital y conseguir seguidores en línea puede suponer un gran impulso para tu marca, sobre todo, si eres una empresa de comercio electrónico.

Con una presencia en línea, podrías ofrecer tus productos y servicios a personas de todo el mundo y llevar tu marca a otro nivel.

Tu sitio web es la principal forma de representar tu empresa en Internet. Un buen sitio web transmite los valores de una marca y su imagen única, al mismo tiempo que ofrece a los usuarios una funcionalidad intuitiva y una experiencia fluida. Al optimizar el sitio web de tu empresa, puedes ampliar la presencia digital de tu marca y atender mejor a tus clientes.

Si aún no tienes un sitio web para tu negocio, puedes utilizar el creador de sitios web de Mailchimp para diseñar el tuyo y ponerlo en funcionamiento en un abrir y cerrar de ojos. No obstante, si ya tienes un sitio web, pero te gustaría mejorarlo, considera la posibilidad de rediseñarlo.

Rediseñar un sitio web implica cambiarlo, actualizarlo y mejorarlo en términos de estructura, contenido, experiencia del usuario (UX) y contenido visual, entre otros aspectos.

Llevar a cabo un proyecto de rediseño del sitio web puede permitirte abordar las deficiencias que tenga y aumentar el rendimiento, lo cual puede potenciar el atractivo de tu sitio y facilitar la navegación de los usuarios.

¿No sabes por dónde empezar para rediseñar tu sitio web? Tenemos algunas ideas. En este artículo, repasaremos algunos de los motivos por los que tu sitio web puede necesitar un rediseño. También compartiremos algunos proyectos e ideas interesantes de rediseño de sitios web que pueden servirte de inspiración cuando comiences a renovar tu sitio web teniendo en cuenta tus objetivos comerciales.

¿Qué significa rediseñar un sitio web?

Rediseñar un sitio web hace referencia al proceso de realizar cambios en un sitio web para mejorar elementos como el rendimiento, la funcionalidad y la apariencia.

En la mayoría de los casos, el rediseño de un sitio web consiste en una revisión a fondo de un sitio web existente para adaptarlo a la personalidad de la marca a la vez que mejora la experiencia del usuario (UX). Estos son algunos de los cambios que se pueden realizar al rediseñar un sitio web:

  • Cambiar el formato de las páginas del sitio web
  • Actualizar la tienda en línea
  • Optimizar el sitio para dispositivos móviles
  • Organizar páginas web abarrotadas
  • Elaborar nuevos contenidos para sitios web y artículos de blog
  • Optimizar las páginas de destino

Como puedes ver, el rediseño de un sitio web puede incluir cualquier cantidad de tareas, y la escala de un proyecto de rediseño del sitio web variará según las necesidades del negocio.

Un rediseño general del sitio web puede ser necesario si te centras en mejorar los esfuerzos de optimización de los motores de búsqueda y aumentar el rendimiento general del sitio web.

Sin embargo, también puede ser necesaria una estrategia de rediseño del sitio web en respuesta a cambios específicos en tu negocio, como un cambio de marca, el lanzamiento de una nueva línea de productos o la apertura de una tienda en línea.

En la siguiente sección, profundizaremos en algunas de las razones por las que podrías querer rediseñar tu sitio web.

¿Por qué una empresa querría rediseñar su sitio web?

Hay varias razones por las que una empresa decide rediseñar su sitio web.

Tanto si una empresa intenta mejorar el rendimiento del sitio como si quiere mantenerse al día de las últimas tendencias de diseño, el alcance y el trabajo asociados a un proyecto de rediseño de un sitio web dependerá de tus objetivos comerciales.

A continuación, repasaremos algunas de los motivos más comunes por los que las empresas deciden participar en proyectos de rediseño de sitios web.

Cambiar la imagen del sitio web

Es esencial que los valores, la imagen y la personalidad de tu marca sean coherentes en los diferentes canales. Dado que el sitio web es la pieza central de la presencia en línea de tu empresa, es fundamental que la apariencia de tu sitio web esté alineada con tu marca.

Todo, desde el diseño gráfico hasta la tipografía y la funcionalidad en tu sitio web, debe reflejar la identidad de tu marca.

Tanto si estás en pleno proceso de renovación de la marca de tu empresa como si tu sitio actual te resulta incómodo, un proyecto de rediseño del sitio web puede ser una gran manera de actualizar la presencia en línea de tu marca y proporcionar a tu negocio un aspecto renovado.

Optimizar el sitio para dispositivos móviles

En el panorama digital actual, optimizar tu sitio web para dispositivos móviles es algo básico. Esto se debe a que el uso de dispositivos móviles para acceder a Internet está ahora más extendido que nunca.

De hecho, a partir de 2022, los dispositivos móviles representan más de la mitad de todo el tráfico web a nivel global. Si no optimizas tu sitio web para los usuarios móviles, te estarás perdiendo una gran cantidad de tráfico potencial del sitio.

Entonces, ¿qué significa optimizar tu sitio para móviles? Básicamente, optimizar tu sitio para móviles significa crear un sitio web que sea capaz de funcionar bien en dispositivos móviles, como teléfonos y tabletas.

Por ejemplo, si visitas Mailchimp.com desde un ordenador portátil y desde tu teléfono, el sitio web tendrá un aspecto diferente, es decir, el sitio web reconoce cuándo estás utilizando un dispositivo móvil y los elementos de diseño se ajustan en consecuencia.

Los sitios móviles suelen estar más condensados que sus equivalentes de escritorio, lo que facilita la navegación desde un dispositivo móvil relativamente pequeño.

Mejorar la capacidad de respuesta y el rendimiento

Si tienes un sitio web lento o con bajo rendimiento, esto puede hacer que los visitantes abandonen tu sitio y, por lo tanto, aumente tu tasa de rebotes. La lentitud de carga de las páginas y los errores técnicos pueden frustrar a tus usuarios y hacer que sea difícil navegar por tu sitio web.

Al fin y al cabo, nadie quiere pasar mucho tiempo esperando a que se cargue una página web. Si tus páginas tardan más de unos segundos en cargarse, es probable que los usuarios se vayan y visiten otras de la competencia.

El rediseño de un sitio web puede ser una gran oportunidad para abordar los problemas de rendimiento actuales y mejorar los aspectos técnicos de tu sitio para que las páginas se carguen más rápidamente. Al mejorar la capacidad de respuesta de tu sitio, puedes hacer que los usuarios se queden y reducir las tasas de rebote.

Abrir una tienda en línea

Si tienes una start-up o tradicionalmente has trabajado con una tienda física, tal vez estés planteándote abrir una tienda en línea. Con una tienda en línea, puedes participar en el comercio electrónico y vender tus productos y servicios a personas de todo el mundo.

A través de un proyecto de rediseño del sitio web, puedes diseñar una tienda en línea y conectarla a tu sitio web existente. Esto también presenta una oportunidad de modificar aspectos de tu sitio web para que esté más alineado con una estrategia de comercio electrónico.

Por ejemplo, puedes realizar cambios en tu sitio web que respalden la experiencia del cliente y muevan a los visitantes del sitio por el embudo de marketing.

Optimizar el sitio para los motores de búsqueda

La optimización de los motores de búsqueda (SEO) es extremadamente importante cuando se trata de impulsar el tráfico del sitio y obtener más visibilidad para tu marca.

Añadir elementos SEO a tu sitio web permite que sea más visible en los motores de búsqueda y se clasifique por palabras clave específicas. Esto no solo ayuda a atraer tráfico en general, sino que atrae a tu sitio a visitantes que buscan activamente los productos y servicios que ofreces.

El rediseño de un sitio web puede ayudar a mejorar los esfuerzos de SEO de muchas maneras. Por ejemplo, podrías introducir elementos técnicos que ayuden con la optimización de SEO, como etiquetas alternativas, URL de páginas optimizadas y etiquetas H1, H2 y H3.

Al mismo tiempo, también puedes añadir secciones a tu sitio diseñadas para ayudar a la estrategia de SEO, como un blog lleno de contenido apto para SEO.

Presentar nuevas ofertas

Es inevitable que las empresas crezcan con el tiempo y un sitio web debe reflejar este crecimiento mostrando todos los productos y servicios que ofreces.

Si no anuncias todos tus productos y servicios en tu sitio web, es posible que los clientes no conozcan ciertas ofertas y terminen acudiendo a la competencia. Esto puede hacer que se pierdan oportunidades y contactos.

Al rediseñar un sitio web puedes actualizarlo para que refleje todo lo que tienes que ofrecer. Un proyecto de rediseño del sitio web te permitirá mostrar mejor tus ofertas a los visitantes, tanto si acabas de lanzar una importante línea de productos como si has ampliado un servicio en particular.

Potenciar las conversiones

Generar una gran cantidad de tráfico en el sitio es algo positivo, pero no servirá de mucho uso si esos visitantes no se convierten en clientes o clientes potenciales. Si observas que tu sitio no funciona bien a pesar de los altos niveles de tráfico, esto puede deberse a ciertos elementos de diseño.

Un plan de rediseño eficaz del sitio web te permite optimizar el sitio para aumentar las conversiones.

Esto puede significar añadir una llamada a la acción en tu página de inicio, actualizar los elementos de diseño gráfico o añadir funciones de marketing de comercio electrónico que guíen estratégicamente a los visitantes hacia tu tienda en línea.

Considera la posibilidad de consultar con un diseñador web para aprender consejos útiles de diseño de sitios web y crear páginas que generen conversiones.

Añadir funciones de ciberseguridad

Mantener un alto nivel de seguridad en tu sitio web es de suma importancia, sobre todo, si tienes un sitio web de comercio electrónico en el que solicitas información confidencial de los clientes, como información de pago y envío. Un hackeo u otra violación de la seguridad podría perjudicar a tu empresa y dañar significativamente la confianza que los clientes tienen en tu marca.

Un rediseño del sitio web puede representar una gran oportunidad para implementar funciones de ciberseguridad en todo tu sitio. Al proteger los datos confidenciales, puedes generar confianza con los clientes y proteger tanto a tu empresa como a tus clientes de ser víctimas de ciberdelitos.

Cómo crear una estrategia de rediseño del sitio web teniendo en cuenta tus objetivos comerciales

Las tareas que lleves a cabo en el rediseño de un sitio web dependerán de tus objetivos comerciales particulares.

Como explicamos en la sección anterior, hay muchas razones por las que puedes optar por rediseñar tu sitio web comercial, ya sea para cambiar la marca, añadir elementos de SEO o implementar funciones de ciberseguridad.

En cualquier caso, cuando crees una estrategia de rediseño para tu sitio web debes tener en cuenta los siguientes pasos.

Auditar tu sitio web actual

El primer paso en el rediseño de un sitio web es auditar tu sitio existente. En otras palabras, revisa tu sitio y repasa los análisis existentes para ver qué páginas funcionan y cuáles no.

Identifica los aspectos de alto rendimiento de tu sitio web actual y los lugares que podrían mejorarse. Esto te ayudará a determinar en qué centrarte cuando desarrolles tu nuevo sitio web.

Identifica objetivos clave

Tus objetivos comerciales guiarán, en última instancia, tu estrategia de rediseño del sitio web. Evalúa tus necesidades, piensa en cómo tu sitio web influye en tu estrategia general de marketing y, a continuación, identifica algunos objetivos clave que te gustaría alcanzar a través del rediseño de tu sitio web.

Define tu público objetivo

A medida que vayas creando tu sitio web, es importante saber quién es tu público. Crea personajes compradores para ayudarte a imaginar y empatizar con tus clientes objetivo.

Si defines tu público objetivo, será más fácil crear un sitio web que aporte valor a ese público y se adapte a sus necesidades.

Utiliza las herramientas adecuadas

Usar las herramientas correctas puede facilitar la tarea de rediseñar el sitio web. El uso de software como un sistema de gestión de contenido puede agilizar el proceso de creación y gestión de un sitio web.

Al mismo tiempo, el software CRM puede ayudarte a crear mejores relaciones con los clientes y proporcionarte información práctica basada en los datos recopilados a través de tu sitio web.

Con la plataforma de Mailchimp, puedes crear y gestionar un sitio web de forma rápida y sencilla. Además de alojar tu sitio web, Mailchimp proporciona a tu empresa un conjunto de funciones útiles como marketing digital y funciones de redes sociales. Incluso puedes utilizar Mailchimp para lanzar tu propia tienda en línea en tu sitio web.

Mide los resultados

El último paso en el proceso de rediseño del sitio web es medir los resultados. Después de cualquier cambio o actualización, asegúrate de realizar un seguimiento de los KPI relevantes y vigilar Google Analytics para evaluar el éxito del proyecto.

No dudes en hacer más ajustes o cambios si observas que los aspectos del rediseño de tu sitio web no funcionan según lo previsto.

4 ideas para rediseñar un sitio web

Hay muchas maneras de rediseñar tu sitio web para alcanzar tus objetivos. A continuación, te presentamos algunas ideas que puedes considerar para rediseñar tu sitio web:

Hacer que tu sitio sea compatible con dispositivos móviles

Todo sitio web debe ser capaz de satisfacer las necesidades de los usuarios móviles. Mucha gente visita sitios web desde dispositivos móviles, como teléfonos y tabletas. No tener tu sitio web optimizado para dispositivos móviles supondría perder una oportunidad tremenda.

Teniendo esto en cuenta, asegúrate de que sea fácil navegar por todo tu sitio web, desde la página de inicio hasta tu tienda en línea, así como interactuar usando un dispositivo móvil.

Añadir botones de llamada a la acción (CTA)

Añadir un botón de llamada a la acción visible en la página de inicio y las páginas de destino de tu sitio puede ser una buena manera de animar a los usuarios a tomar la acción deseada. Tanto si quieres que los usuarios realicen un pedido, comprueben una venta o se suscriban a una lista de correo electrónico, asegúrate de implementar un botón de llamada a la acción diseñado para convertir.

Actualizar elementos estilísticos

Una de las razones más comunes para participar en el rediseño de un sitio web es actualizar los gráficos y otros elementos estilísticos, como esquemas de color, tipografía o tamaño del texto, entre otros.

Cuando actualices los elementos estilísticos, piensa en la personalidad de tu marca e investiga las tendencias de diseño más actuales. A medida que actualices tu sitio web, es posible que quieras asegurarte de que el diseño de tu correo electrónico comparte los mismos elementos estilísticos para garantizar la consistencia de la marca en todos los canales.

Añadir contenido

Publicar contenido como entradas de blog, guías de procedimientos, vídeos e incluso libros electrónicos puede ser una gran manera de proporcionar valor a tus clientes y optimizar tu sitio para el SEO. Si tu sitio web aún no tiene una sección para un blog u otro contenido, considera la posibilidad de crear ese contenido e incrustar enlaces a él en todo tu sitio.

Actualizar tu sitio web con frecuencia

Un sitio web es la piedra angular de la presencia en línea de cualquier empresa. Con un sitio web eficaz, puedes construir relaciones con los clientes, proporcionar valor y hacer ventas en línea.

Al rediseñar un sitio web, puedes enfatizar los elementos de tu sitio que resultan más eficaces y abordar las deficiencias que presenta. De esta forma, puedes hacer crecer tu negocio y ampliar la presencia digital de tu marca.

Rediseñar tu sitio web es más fácil cuando utilizas las herramientas adecuadas. Con Mailchimp, puedes crear un sitio web, rediseñarlo según sea necesario y acceder a una amplia gama de otras herramientas de marketing.

Mailchimp facilita la creación de una tienda en línea, la ejecución de campañas publicitarias digitales, el diseño de correos electrónicos para campañas de marketing por correo electrónico, la segmentación de tu público y mucho más. Utiliza Mailchimp para alcanzar y superar todos tus objetivos de marketing y rediseño de sitios web.

Comparte este artículo