Consejos de diseño para sitios web que te ayudarán a vender más

Aumenta las ventas creando un sitio web que sea tan atractivo como fácil de usar.

¿Estás listo para lanzar tu negocio en línea? Ahora puedes vender tus productos o hacer reservas directamente desde tu sitio con las soluciones de comercio de Mailchimp. Además, nuestras funciones de marketing integradas te ayudan a impulsar las ventas y a hacer crecer tu negocio.

En la actualidad, crear tu propio negocio en línea es algo fácil y asequible. De hecho, no es sorprendente que las ventas en E-Commerce no hayan dejado de crecer año tras año. El E-Commerce minorista contabilizó en 2019 ventas por un valor de 3.530 millones de dólares. Se prevé que esa cifra llegue a los 6.540 millones en 2022.

Está claro que se gasta mucho dinero en línea. Y si estás empezando en el negocio del E-Commerce, probablemente te estés preguntando cómo llegar a estos clientes. Hay muchos aspectos que debes tener en cuenta en relación con tu sitio web y tu tienda en línea, por lo que decidir en qué centrarse puede resultar difícil. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Un buen punto de partida es el diseño de tu sitio web de E-Commerce. Lo que quieres es un sitio web atractivo y directo que sea cómodo para los clientes. Eso es lo que al final hace que les sea más fácil comprar.

Cómo construir un sitio web de E-Commerce eficaz

Los sitios web de E-Commerce exitosos funcionan bien por una serie de razones. Para empezar comparten el enfoque de la facilidad de uso.

  • La experiencia del usuario
  • La adaptabilidad de la plataforma
  • La disposición y el diseño visual del sitio web

Los sitios web más eficaces son claros y fáciles de entender y de usar. Y el primer paso para conseguirlo es contar con un diseño ordenado.

Consejo 1: Que sea sencillo

Si bien es tentador añadir muchas funciones o gráficos interactivos a un sitio web, pueden abrumar a tus clientes y ahuyentarlos.

Un modelo sencillo siempre es mejor para el diseño web del E-Commerce. A nadie le apetece tener que hacer clic en cinco páginas, vérselas con un montón de pantallas emergentes o buscar un menú de navegación que no aparece. Errores de diseño de este tipo se traducen en pérdida de clientes, lo que equivale a pérdida de ventas.

Diséñalo como si fueras el usuario final. ¿Te desesperarías navegando por tu sitio web? ¿Puedes encontrar todo lo que buscas en uno o dos clics? ¿Se ven y se leen bien los menús y los botones? Estas son todas ideas que debes tener en cuenta al diseñar tu tienda.

El minimalismo es una de las principales tendencias en diseño para 2020 y no le faltan razones. Elementos como un tipo de letra mas grande, un diseño centrado en el producto y un uso generoso de espacios en blanco son estéticamente agradables y permiten que la vista del cliente descanse de la agitada sensación que generan sitios más desordenados.

Otros elementos para un diseño sencillo son:

  • Contenido fácilmente escaneable
  • Tipos de letras sencillas y legibles
  • Esquemas de color unificados
  • Elementos de navegación claramente identificables
  • Categorías de productos de fácil navegación

Muestra al cliente tu producto, descríbelo claramente e infórmale de cómo lo puede comprar.

Consejo 2: Utiliza imágenes y colores a tu favor

Las imágenes grandes de alta calidad son una buena forma de mostrar tus productos en un sitio web que tiene un diseño sencillo. Permite que las imágenes hablen por sí mismas. Atraen la atención de los clientes y despiertan su curiosidad.

Las imágenes aumentan la conversión, a veces incluso hasta un 40 %, así que es fundamental colocarlas en primer plano. Los clientes quieren saber qué van a obtener antes de comprar y quieren verlo desde tantos ángulos como sea posible. Las imágenes de tu producto claras y profesionales generan confianza.

Usar la psicología del color al diseñar tu sitio web de E-Commerce también puede dar a los clientes un empujoncito. Tanto el color de fondo como la tonalidad que uses en un botón son factores que pueden impulsar las conversiones.

Algunos colores evocan ciertas emociones en las personas, tanto si lo saben como si no. En algunas culturas el azul puede aumentar la sensación de confianza. El rojo puede indicar energía, pasión y peligro. Los colores también pueden sugerir rasgos de tu marca.

  • Tono: Piensa en cómo imaginas el tono de tu marca, que puede estar en cualquier lugar entre enigmático, formal y extravagante.
  • Valor: Los colores como los elegantes negros o los dorados brillantes se pueden utilizar para transmitir la sensación de lujo.
  • Época: Algunos colores transmiten una sensación de época o futurista.

El uso de color e imágenes en conjunto puede inspirar emociones y llevar a una persona a reaccionar. Por ejemplo, con solo poner un determinado botón rojo, se pueden aumentar las tasas de clic en un 34 %.

Consejo 3: Optimiza tu sitio web para móviles y haz que sea rápido

Ya sabemos que hay más usuarios que nunca navegando por la web con sus móviles. Algunas personas incluso ya no utilizan ordenadores o portátiles y sus móviles son su única fuente de acceso a Internet. Los clientes más jóvenes, especialmente los del grupo de edad de la Generación Z, navegan más en sus dispositivos móviles.

Si tu sitio web funciona con torpeza y no se carga bien en todos los dispositivos móviles, perderás ventas. Los usuarios se cansarán y harán clic en otro sitio web.

Tu sitio web tiene que ajustarse al tamaño de la pantalla del móvil mientras se carga y las imágenes tienen que verse correctamente. Los enlaces y botones de navegación deben funcionar igual de bien e intuitivamente en un dispositivo móvil como en una computadora portátil o de escritorio. Debes asegurarte de que mantienes la misma funcionalidad y aspecto limpio que tienes en tu sitio web de escritorio, sobre todo en la página de pago.

Tu sitio web también debe ser rápido. Una página lenta hace que la gente juzgue tu sitio web, y posiblemente tu marca, antes de haber visto un solo producto. Cuando tu página lleva cargándose 4 segundos ya habrás perdido al 25 % de los espectadores.

Para evitar las cargas lentas inclínate por un diseño minimalista y presta atención a los elementos que usas. Evita saturar tu tienda de E-Commerce con un montón de gráficos interactivos o bloques de texto desordenados. Ralentizan el tiempo de carga. Usa buenas imágenes y asegúrate de utilizar un formato de archivo que no consuma muchos datos. Las imágenes en JPG de alta calidad se muestran bien en la web mientras que los archivos PNG de gran tamaño tardan más tiempo en cargarse.

Consejo 4: Haz que el pago sea simple y sin problemas

Debería ser de sentido común, pero no está mal repetirlo: No pierdas de vista a tu cliente cuando llega a tu página de pago. Has dedicado mucho tiempo e inversión en un sitio web para llevar a tus clientes a la meta. Asegúrate de que la crucen.

Ofrece a tus clientes la opción de comprar como invitado. Asegúrate de que tienen que completar el menor número de campos de datos posibles y solo con la información necesaria. Etiqueta claramente esos campos de datos. Permíteles acceder a una vista previa del producto en su carrito con una descripción para que puedan revisar qué están comprando.

Tampoco esperes hasta el final para decirle a tu cliente cuanto costará el envío u otros cargos que acompañen su compra. Si llegan hasta el punto de “confirmar la compra” y ven que el total es mucho mayor de lo que esperaban, se llevarán una sensación de deshonestidad y les harás abandonar el carrito.

Pon las opciones de envío disponibles y lo que cuestan por adelantado. Destaca la política de devolución y de reembolsos en tu página de pago para que el cliente sepa exactamente qué esperar si tiene que devolver un producto. Saber que existe una política le da al usuario un poco más de tranquilidad y a tu sitio web más credibilidad.

Para obtener un producto, el cliente debe saber qué información te tiene que dar, por qué debe hacerlo y cómo la proteges. Y facilítales el proceso.

Consejo 5: Usa opiniones y testimonios

Una de las primeras cosas que la gente hace cuando ve productos nuevos es consultar las opiniones de los clientes. ¿Qué piensan los otros del producto? ¿Qué opinaron sus amigos? ¿Cómo ha sido en general su experiencia con tu empresa? Este es el tipo de información que quieres que se vea.

Añade un sistema de valoración y pide a los clientes que dejen opiniones sinceras. Por supuesto hay que intentar conseguir el mayor número posible de evaluaciones positivas. Ver una serie de 4 o 5 estrellas ayuda mucho a reforzar la confianza. Y las personas que confían en ti son mucho más propensas a pagar por tu producto o servicio.

Publica los testimonios en algún lugar de tu sitio web. Añádelos a tu blog o a la página de pago. Si es posible añade la foto de tu cliente a sus testimonios. Ver una buena opinión de alguien con una cara real, y no solo con un avatar, puede infundir confianza a los nuevos clientes.

Otra forma de generar confianza es publicar una página de preguntas frecuentes fácil de encontrar. Responde a las preguntas más frecuentes de tus clientes. Inclúyela en los menús de navegación superior e inferior y vuelve a enlazarla cuando proceda desde otras partes de tu sitio web. Incluso podrías considerar crear un foro para que otros clientes experimentados respondan también a las preguntas.

Crea un sitio de E-Commerce pensando en los clientes

Es fácil crear un sitio web. Es más difícil que el sitio web sea una experiencia atractiva e intuitiva para el usuario. Pero merece la pena el esfuerzo.

Explora los sitios web de tus productos favoritos para inspirarte y fíjate en aquellos que tienen un diseño sencillo y limpio. A continuación intenta incorporar ese estilo a tu propia tienda de E-Commerce.

Cuando estés listo para crear o actualizar tu tienda en línea, busca una empresa que te permita manejar los distintos aspectos de tu negocio en un mismo lugar. Mailchimp ofrece un creador de sitios web. Si ya tienes uno, puedes utilizar nuestras integraciones de E-commerce para conectar tu atractivo y profesional sitio web con tu marketing para ayudar a convertir a los curiosos en clientes. Luego, puedes comercializar tu sitio web a tu público para que aún más clientes disfruten de la experiencia de usuario que ofrece el excelente diseño de tu sitio.

Comparte este artículo