Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Mejores prácticas para páginas de aterrizaje o landing page

Diseñar una página de aterrizaje o landing page puede ser complicado. Sigue estas prácticas para asegurarte que tu sitio web es funcional y atractivo.

Las páginas de destino son herramientas de marketing y de ventas valiosas que pueden ayudarte a llevar tu negocio al siguiente nivel. Diseñar una página de destino puede parecer fácil porque estás diseñando una sola página que te ayudará a generar ventas o clientes potenciales.

Sin embargo, las páginas de destino requieren una estrategia que te ayude a aprovechar los mensajes y elementos de diseño existentes para crear una buena página de destino que ofrezca a los usuarios una experiencia fluida con tu marca.

Conocer las prácticas recomendadas para páginas de destino puede ayudarte a mejorar las ventas y a desarrollar mejores relaciones con los clientes. Las páginas de destino de compras, ventas y comercio electrónico pueden ayudarte a aumentar las conversiones porque te permiten llegar a nuevos clientes y venderles de formas en las que no puedes utilizar tu sitio web.

Las páginas de destino tienen altas tasas de conversión porque te permiten centrarte en una sola acción que deseas que realicen los usuarios. Tanto si intentas convertirlos en clientes de pago ofreciéndoles la oportunidad de conseguir una oferta exclusiva como si utilizas un libro electrónico para incitarlos a entrar a tu embudo de ventas, las páginas de destino pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos y medir su eficacia para mejorar el rendimiento en tiempo real.

Si eres nuevo en las páginas de destino, es posible que te preguntes qué puede hacer que tu página de destino funcione bien. Los elementos de diseño como botones, logotipos y fotografías de marca combinados con el mensaje correcto son una necesidad para las páginas de alto rendimiento. Por suerte, podemos ayudarte a aprender a crear páginas de alta conversión utilizando las prácticas recomendadas para páginas de destino que te ayudarán a alcanzar tus objetivos de ventas y marketing.

¿Qué es una página de destino o página de aterrizaje?

Una página de destino es una sola página web que se distingue del resto de tu sitio web. Está pensada para un uso específico, centrándose en un solo tipo de acción que deseas que realicen los visitantes.

Los visitantes llegan a estas páginas después de hacer clic en otra fuente, como un correo electrónico, una publicación o anuncio en redes sociales, y anuncios orgánicos de búsqueda y visualización. A diferencia de una página web normal, las páginas de destino tienen una sola llamada a la acción en lugar de animar a los clientes potenciales a saber más sobre tu empresa y explorar varias páginas.

Hay muchos tipos de páginas de destino, pero las dos más comunes son:

  1. Páginas de destino con clics: una página de destino con clics proporciona a los visitantes la información que necesitan sobre una oferta para ir al siguiente paso del recorrido, y en última instancia, les permite avanzar a través del embudo de marketing hasta el punto de compra.
  2. Páginas de destino de generación de clientes potenciales: las páginas de destino de generación de clientes potenciales están diseñadas para recopilar información de los visitantes a través de un formulario. Estas páginas no suelen tener enlaces ni navegación y ofrecen algo a cambio de la información del cliente, como una guía electrónica o un descuento.

¿Cómo afecta una página de destino al marketing digital?

Página de destino y SERP son términos relativamente nuevos, ambos nacidos de la era digital. SERP significa página de resultados del motor de búsqueda (Search Engine Results Page), que se refiere a los motores de búsqueda de páginas como Google y Bing que se muestran después de que un usuario escriba una consulta.

Una página de destino es una página independiente escrita con el fin de conseguir que un consumidor vaya un paso más allá suscribiéndose a notificaciones por correo electrónico o aprovechando una oferta gratuita.

Si la página de destino consigue que hagan esto, abre la puerta a su información de contacto, para que puedas enviarles más información que pueda incitarlos a registrarse en un servicio o comprar un artículo.

Una SERP rara vez se abre en una sola página de destino, sino en una opción que puede abarcar varias pantallas de páginas de destino.

Por lo tanto, como escritor de contenido de marketing digital, tu desafío es crear una página de destino que destaque entre el resto. Las investigaciones han demostrado que, de media, los consumidores dan 52 segundos a cualquier página antes de pasar a la siguiente si no les dice cómo les beneficiará el producto.

Si parece que tienen que analizar mucha información superflua para descubrir sus beneficios, lo más probable es que en un segundo decidan que no vale la pena perder el tiempo.

Los detalles sobre la empresa y todos sus productos y servicios pertenecen al sitio web. Una página de destino sólo debe presentar una cantidad selecta de datos que persuada al buscador para que siga la acción prevista.

Los beneficios que destaques dependerán del tipo de negocio y del sector al que sirva. Sin embargo, hay varias prácticas recomendadas para páginas de destino de alta conversión que se aplican a todos los sectores.

8 mejores prácticas para las páginas de destino

Tanto si intentas hacer que los visitantes pasen por el embudo de marketing como si estás recopilando información para respaldar las ventas, tu página de destino debe convencerlos para que actúen. Lamentablemente, esto es más fácil de decir que de hacer. Una página de destino debe vender con contenido de calidad y elementos de diseño que inciten a los usuarios a actuar. Aquí tienes algunas prácticas recomendadas para páginas de destino que te ayudarán a tener más éxito.

1. Ten una gran oferta

Todas las páginas de destino requieren que des algo a los visitantes a cambio de que realicen la acción deseada. Por ejemplo, puedes proporcionar una oferta en tu sitio web de comercio electrónico con una página de destino con clics. Sin embargo, con una página de destino de generación de clientes potenciales, puedes ofrecer una guía electrónica o consulta gratuita a cambio de la información de los clientes, lo que les permite entrar en el embudo de ventas mientras sienten que están sacando algo de ello.

Para determinar la mejor oferta que aumentará las conversiones, piensa en tus clientes y sus comportamientos. Por ejemplo, si tus clientes son compradores, lo más probable es que se conviertan en clientes de pago por un descuento en su compra. Mientras tanto, los clientes potenciales pueden querer acceder a información importante que consideren valiosa, como una guía educativa, casos prácticos o herramientas.

2. Centra tu título en los beneficios

Tu página de destino no es el lugar donde mostrar por qué eres la mejor empresa. En su lugar, úsala como una oportunidad para destacar los beneficios de tu producto o servicios, incluida la oferta. El título es tu primera oportunidad para decirles a los visitantes qué pueden esperar en el resto de la página de destino. Si el título no es inmediatamente claro o relevante para ellos, abandonarán la página de destino.

Para redactar un título interesante, piensa en tus mensajes. Todo el texto de la página de destino debe cumplir las expectativas de los visitantes para que sepan que están en el lugar correcto y les dé un motivo para realizar la acción deseada, como completar un formulario.

3. Relaciónala con tu anuncio

El texto de la página de destino no sólo debe coincidir con el mensaje de tu marca y la oferta, sino que debe coincidir con las campañas publicitarias de alguna manera. Por supuesto, no tienes que utilizar el mismo título que utilizaste para tu anuncio digital o correo electrónico, pero debes hacer saber a los visitantes que están en el lugar correcto. Los elementos de diseño de tu página de destino también deben ser similares para proporcionar una experiencia de usuario perfecta y cumplir las expectativas de los visitantes.

4. Añade una llamada a la acción clara

Una llamada a la acción clara (call to action, CTA) hará que los visitantes sepan lo que quieres de ellos, facilitándoles la tarea de averiguar si quieren completar la acción. Por supuesto, no todos los visitantes se convertirán, pero si tienes una CTA que destaque y pueda ayudar a los clientes a comprender lo que tienen que hacer, es más probable que lo hagan.

El botón de CTA debe ser claro tanto en el diseño del texto como en el de la página de destino. Por supuesto, puedes tener un botón "enviar" sencillo, pero puedes hacerlo aún más atractivo añadiendo un microtexto que sea más informal o profesional en función de tu público objetivo.

El simple hecho de cambiar el botón "enviar" a "hablemos" en tus formularios puede ayudarte a atraer clientes potenciales más informales y hacer que tu marca parezca más amigable y accesible. Además, debes considerar el diseño de tu botón utilizando colores que contrasten para que destaque con respecto a otros elementos visuales.

5. Optimización para motores de búsqueda

Muchos visitantes llegarán a tu página de destino desde anuncios, correos electrónicos masivos, redes sociales y otros tipos de marketing. Sin embargo, eso no significa que debas renunciar a la optimización de los motores de búsqueda. La optimización de tu página de destino te ofrece más oportunidades de conversión porque podrás atraer a más personas a ella.

6. Incluye prueba social

El boca a boca sigue siendo una de las mejores formas de atraer clientes a tu negocio. La prueba social, incluidas las reseñas y testimonios, puede ayudar a generar confianza con los clientes potenciales que tal vez nunca hayan oído hablar de tu negocio y aún no sepan si pueden confiar en ti.

Independientemente de lo estupenda que sea tu oferta o de cuántos beneficios incluyas en tu página de destino, los visitantes tienen más probabilidades de confiar en la palabra de un ser humano en lugar de en una empresa. El uso de los testimonios de clientes reales puede ayudarte a empezar a establecer relaciones con clientes potenciales en las primeras etapas del proceso, lo que te permite convertirlos más rápido.

7. Elimina la navegación

Tu sitio web tiene navegación para permitir a los clientes explorar tus productos y ofertas de servicios, al tiempo que les brinda la oportunidad de saber más sobre ti. Las páginas de destino no necesitan navegación porque sólo tienen un foco de atención: convertir a los visitantes en clientes potenciales o clientes de pago.

Cualquier navegación que pueda distraer a posibles clientes o forzarlos a salir de la página de destino con tu oferta puede impedir que logres tus objetivos.

8. Verifícalo todo

Aunque utilices todas las prácticas recomendadas de diseño de página de destino que has aprendido, es posible que obtengas resultados mediocres porque cada negocio es diferente y debes cubrir las necesidades de tu público. Se puede realizar la prueba A/B de todos los aspectos de tu página de destino, incluidos todos los elementos de diseño, título y palabras, lo que te permite aprender de tus éxitos y fracasos. Las pruebas A/B pueden ayudarte a convertir al mayor número de personas posible.

Sin embargo, sólo debes probar un elemento cada vez y permitir que tu página de destino obtenga visualizaciones suficientes para ayudarte a formar una opinión. Las pruebas A/B te permiten tomar decisiones informadas basadas en datos reales, por lo que te recomendamos que lo pruebes todo hasta que hayas encontrado la combinación correcta de elementos de diseño de texto y página de destino para mejorar las tasas de conversión.

Ejemplos de prácticas recomendadas para páginas de destino

No todos los empresarios con éxito son diseñadores profesionales de sitios web o páginas de destino, pero puedes aprender de las empresas con más éxito estudiando sus páginas de destino y buscando elementos que creas que pueden ayudarte a convertir a los visitantes. También puedes explorar las plantillas de páginas de destino de Mailchimp para encontrar plantillas prediseñadas que ya utilizan las prácticas recomendadas para páginas de destino. He aquí algunos ejemplos de prácticas recomendadas para páginas de destino para despertar tu creatividad.

Airbnb

La página de destino de Airbnb está orientada a personas que buscan un lugar para alojarse, ofreciéndoles la oportunidad de encontrar un lugar inmediatamente. La página también utiliza la prueba social, lo que permite a los usuarios potenciales descubrir qué dicen los huéspedes reales sobre sus alquileres, junto con las ventajas de utilizar sus servicios para encontrar la ubicación para tu próxima escapada.

BarkBox

La página de destino de BarkBox te presenta inmediatamente una oferta para que sepas cómo puedes convertirte en cliente. El título "Get your dogs tail waggin" (Haz que tu perro menee la cola) también se alinea con el mensaje de marca de BarkBox con un tono divertido. La página de destino también utiliza datos, que indican que BarkBox ha atendido a más de 2 millones de perros, lo que da a los visitantes un motivo para creer que esta empresa de cajas de suscripción para juguetes y golosinas para perros ofrece productos de alta calidad.

ClickUp

ClickUp es una herramienta de gestión de proyectos que utilizan empresas de todo tipo para gestionar las cargas de trabajo. En la página de destino de ClickUp, tienen un título claro que indica de forma precisa para qué se utiliza el software. También enumeran a sus clientes, todos ellos marcas reconocidas internacionalmente.

El objetivo de esta página de destino es conseguir que los usuarios se suscriban a una oficina que te permita empezar de forma gratuita sin necesidad de tarjeta de crédito, dando a los usuarios potenciales un motivo importante para experimentar con el software antes de realizar una inversión.

Desarrolla la mejor página de destino para tu empresa

Lo principal que hay que entender sobre una página de destino es que se ha creado para servir sólo para un propósito: recopilar suficientes datos y datos de contacto para generar un cliente potencial.

Una página de destino que tiene éxito en esta actividad se conoce como una página de destino de conversión. Y aunque el éxito de cualquier campaña de marketing digital comienza con la página de destino, su éxito dependerá del uso de gráficos llamativos y animados, pero lo más importante es el incentivo que utilizas para convencer al buscador para que dé información de contacto.

Ese incentivo puede ser un boletín mensual, un cupón de descuento, una muestra gratuita o más información. Pero eso es sólo una parte de la ecuación.

Los profesionales del marketing digital de éxito ofrecen varias recomendaciones para páginas de destino, pero a menos que la redactes para atraer a un tipo específico de cliente, es decir, a tu público objetivo, la estás condenando a una alta tasa de rebote.

Una tasa de rebote es el porcentaje de personas que llegan a una página y salen inmediatamente sin realizar ninguna acción ni pasar a la siguiente página web de la empresa.

Los sitios web de comercio minorista y comercio electrónico tienen las tasas de rebote más bajas (del 20 al 45 %), mientras que las páginas de destino tienen las más altas (un sorprendente 60 a 90 %).

Si te preguntas por qué el 90 % de los buscadores se desplazan inmediatamente a la siguiente SERP de la pantalla, es porque el creador de contenido no dedicó tiempo a decidir sobre un público objetivo específico.

Entiende a tu público objetivo

Cuando creas un sitio web, intentas proporcionar educación general a un público general para que quieres crear un sitio de varias páginas donde la gente pueda saberlo todo sobre tu empresa y todos sus productos. El propósito de un sitio web es llegar a todos y cada uno de ellos.

Al crear una página de destino, tienes que reducir tu enfoque para atraer a un público en concreto y sus necesidades específicas.

Así que, mientras que el sitio web se dirige a la población en general, tu página de destino debe tener una conversación más personal con un segmento concreto de la población que tenga una necesidad específica que tu empresa pueda cubrir si sólo se pone en contacto contigo respondiendo a tu llamada a la acción (CTA).

Pero primero tienes que decidir quién es este público objetivo. Y si resulta que hay varios segmentos a los que puedes servir, es posible que tengas que diseñar una página de destino diferente para cada uno de ellos.

Esto puede parecer mucho trabajo, pero cuando consideras que puedes aumentar tus tasas de conversión dirigiendo tus páginas correctamente, vale la pena el esfuerzo.

Primero la recopilación

Dado que tu público objetivo es el grupo específico que probablemente esté interesado en tus servicios o productos, tu primer desafío es identificarlos, ya que forman tu público objetivo.

Es posible que desees considerar categorías demográficas generales como edad, sexo, ubicación o ingresos, pero lo harás mejor si puedes utilizar un diagrama de Venn para subcategorías o subculturas.

Dependiendo de cuál sea tu producto, estas subculturas pueden incluir aquellas cuyas ocupaciones, aficiones, preferencias de entretenimiento, o cuya participación o interés en los deportes indica una necesidad.

A continuación, divides

Y es igual de importante que decidas quién no pertenece a tu público objetivo porque dedicar tiempo y esfuerzo a crear páginas de destino dirigidas a segmentos de la población que no dan resultados es una pérdida de tiempo y dinero, como se ejemplifica en el ejemplo anterior de tasa de rebote.

Así que una vez que hayas recopilado tu público objetivo, el siguiente paso es eliminar a aquellos que, aunque puedan tener un interés general en tus ofertas, no es probable que actúen ahora.

Debes centrarte inmediatamente en diseñar una página de destino para aquellas personas que parezcan estar en condiciones de comprar un producto con el que trates, como un vehículo específico, un tipo de dispositivo electrónico o artículo de ropa, en el futuro inmediato.

Se trata de consumidores que han enviado consultas, han respondido a otras CTA o han visitado una feria comercial y han rellenado un cuestionario.

En cuanto a los demás, no te olvides de ellos, simplemente ponlos en tu lista de tareas pendientes para una página de destino propia, una que utilice diferentes consejos de diseño de página de destino para la conversión.

Crea un diseño fácil de usar

Una vez que hayas determinado tu público objetivo, tendrás que diseñar la interfaz de usuario (UI), que es la cara de tu página de destino.

Dado que es imposible conocer el nivel de experiencia en el uso de ordenadores de cada miembro de tu público objetivo, lo mejor que puedes hacer es hacerla sencilla y eliminar todos los bombos y platillos. De este modo, incluso a aquellos con poca experiencia en línea les resultará más fácil entender y responder a tu CTA.

Y aunque la sencillez es de vital importancia para crear un diseño de UX (diseño de experiencia del usuario) de fácil acceso y fácil de usar, deben tenerse en cuenta otros factores.

Tienes que elegir un tipo de letra adecuado, uno que sea vistoso y llamativo, pero que también tenga espacios en blanco estratégicamente colocados para una máxima legibilidad y comprensión.

Además, la navegación debe ser intuitiva, así que asegúrate de que cualquier botón en el que quieras que el usuario haga clic destaque por el color o el estilo.

Por cierto, deben reducirse al mínimo para que el botón CTA pueda ser la estrella del programa. Y si incluyes formularios para rellenar, el principio KISS (Mantenlo sencillo, estúpido) está vigente. Pide sólo información esencial y haz que todos los campos que se van a rellenar sean claramente visibles.

El minimalismo debe ser la regla, ya que constituye una de las prácticas recomendadas para páginas de destino de conversión más importantes.

Hacer que esta importante página sea compleja puede resultar desagradable incluso para los usuarios más experimentados y puede dar lugar a que el consumidor abandone la página de destino y se pase a un diseño de UX más fácil de usar.

Prueba y optimiza la página de destino

Después de que hayas terminado de crear una página de destino, configúrala para que se adapte al público objetivo adecuado y modifica el diseño de la UI para garantizar una experiencia de usuario adecuada para todos los niveles de experiencia informática que puedas pensar que es el momento de lanzarla.

Sin embargo, obtendrás mejores resultados si dedicas tiempo a hacer algunos ajustes para optimizar sus posibilidades de generar clientes potenciales y, en última instancia, convertir navegantes en clientes.

Tu primer paso en la optimización de la página de destino puede ser probarla tú mismo y con el resto de miembros de tu equipo de marketing digital.

Haz clic en los vídeos y fotos que incluyas. ¿Aumentan el tiempo de carga? Si es así, es probable que los navegantes impacientes se retiren en este punto, así que, a menos que sean absolutamente necesarios, deberías considerar descartarlos y encontrar un lugar mejor para ellos en una de tus páginas web.

El siguiente paso en las recomendaciones para páginas de destino y las prácticas recomendadas para páginas de destino de conversión es realizar una o dos pruebas A/B.

Si no estás familiarizado con las pruebas A/B, es un proceso en el que tomas la página de destino y modificas algunos elementos como el color, el diseño, el tipo de letra y la presencia o ausencia de imágenes y vídeos de la página de destino. A continuación, envía el original a una lista A de consumidores y una lista B a otros.

Hacerlo te permite comparar los resultados de cada uno de ellos y quizás hacer algunos ajustes más antes de enviarlos a listas alternativas de personas. Cuando encuentres la que dé como resultado un número máximo de conversiones, utiliza esa.

Mide y analiza el rendimiento

Incluso después de haber lanzado la página de destino que ha producido los mejores resultados, siempre es posible que no haya tantas conversiones como pensabas.

En este caso, es el momento de medir y analizar el rendimiento en línea de la página para ver dónde sigue fallando.

Una vez que lo sepas, es hora de incorporar consejos de SEO para páginas de destino, como el uso de las redes sociales para atraer tráfico no pagado a la página de destino. Sólo asegúrate de incluir palabras clave específicas para poder medir sus efectos, si los hubiera, en las clasificaciones de SEO.

Maximiza el potencial de tu página de destino

Intervienen varias cosas a la hora de asegurarse de que tus páginas de destino tengan un efecto óptimo en el éxito de tus acciones de marketing digital.

Lo primero, por supuesto, es hacer todo lo posible para lograr la excelencia de su copia. Después de su lanzamiento, el reto es vigilarla y medir su rendimiento. Aquí es donde pueden ayudarte herramientas como las que ofrece Mailchimp.

Los informes y análisis de Mailchimp pueden realizar un seguimiento del rendimiento y sus herramientas de supervisión asistidas por IA pueden detectar y sugerir tendencias que puedes incorporar a tus campañas.

Y una vez que hayas lanzado tu campaña y durante toda su vida útil en línea, la función de análisis comparativo de Mailchimp te permitirá supervisar el negocio que dirige a tu sitio y compararlo con el de tus competidores.

Y si estás empezando tu recorrido de marketing digital, Mailchimp puede ayudarte a crear una página de destino adaptada a UX. También puede ayudar a crear anuncios digitales optimizados para SEO para su uso en Facebook, Instagram y otros canales de redes sociales, para que puedas poner tu negocio en línea y aprovechar más consejos de SEO para páginas de destino para mantenerlas a la vista del público en línea.

Comparte este artículo