Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Garantiza la continuidad de tu negocio con Graceful Degradation

Respalda la continuidad web con el modo degradado. Explora las estrategias de desarrollo web. Minimiza los fallos y las interrupciones entre navegadores.

En el mundo actual, trepidante e interconectado, las empresas dependen en gran medida de la tecnología para garantizar la dinámica de las operaciones y su continuidad. Sin embargo, hasta los sistemas más robustos pueden encontrar problemas inesperados que pueden causar interrupciones y afectar potencialmente los ingresos.

En estas situaciones, es esencial contar con un plan que permita a las empresas mantener las operaciones y continuar prestando servicios a los clientes.

Uno de estos planes es la "degradación elegante", que permite a las empresas priorizar funciones y servicios críticos y reducir el impacto de los fallos de los sistemas electrónicos.

Todas las empresas modernas tienen que lidiar con la tecnología y, en función del sector y el modelo de negocio, la tecnología puede representar una parte importante de la totalidad de los recursos.

Por este motivo, cualquier estrategia comercial tiene que tener en cuenta esos recursos, pero estar al tanto de las necesidades tecnológicas puede ser caro y difícil.

Existen estrategias que pueden ayudar con estos desafíos y la degradación elegante es una de ellas. Se trata de un enfoque diferente de la planificación y gestión tecnológica que puede ayudarte a ahorrar dinero sin sacrificar los elementos clave que hacen grande a tu negocio.

¿En qué consiste la degradación elegante?

Dicho de la forma más sencilla, la degradación elegante es una estrategia diseñada para optimizar el rendimiento técnico en una serie de sistemas operativos.

Concretamente, implica buscar áreas en las que puedas permitirte que el rendimiento disminuya un poco para ahorrar dinero en diseñadores web y en diseño y mantenimiento de sitios.

El ejemplo más destacado son los sitios web y el desarrollo web.

Con la degradación elegante, diseñarías tu sitio web para que funcione muy bien con los navegadores modernos y permitirías algunas pérdidas en la funcionalidad para los usuarios apegados a los navegadores más antiguos con funciones básicas.

En este ejemplo, intentas aumentar el tráfico general del sitio al tiempo que permites que algunos aspectos de la experiencia del usuario se vean afectados. En general, se espera que todos tengan una experiencia inicial (sistemática con una mejora progresiva), aunque la experiencia general del usuario no sea uniforme en todas las versiones del navegador.

Sin embargo, el concepto puede aplicarse al hardware informático, a una red informática a gran escala y a casi cualquier otro elemento del espacio tecnológico.

¿En qué se diferencian la degradación elegante y el fallo completo?

Las principales diferencias residen en los nombres. Cuando fallan varios componentes (y se rompe todo), se considera un fallo completo. Te quedas sin ninguna funcionalidad básica. Con la degradación elegante, la pérdida de un componente limita el sistema electrónico, pero puede funcionar cojeando.

En este caso, se aplica la filosofía de la degradación elegante a la redundancia del sistema. Supongamos que tienes un grupo de servidores que ejecutan tu página web y sus funciones y características modernas.

La idea es que podrías perder un servidor completo sin que se desconectara el sitio. La velocidad de la página web puede bajar, o los usuarios móviles pueden tener una peor experiencia, pero no falla todo el código del sitio. Esto se debe a la degradación elegante.

¿Por qué es buena idea implementar un enfoque de degradación elegante?

Aunque pueda parecerte una idea interesante, ¿es realmente adecuada para tu negocio? ¿Qué puedes obtener al implementar una degradación elegante?

Hay muchas formas de abordarlo (que comentaremos más adelante). Y, por ello, existe un amplio abanico de posibles beneficios que vale la pena plantearse.

Evitar errores completos del sistema

Esto es lo más importante. Se producen desastres y eventos inesperados. Incluso con la degradación esperada, te interesa que los usuarios (o clientes) de Internet puedan acceder a tus recursos. Con la degradación elegante, te aseguras de que ningún evento o problema pueda desconectar todos tus recursos.

Esto hace que sea más fácil mantener la productividad durante los desastres. También garantiza no dejar nunca sin ninguna ayuda a muchos usuarios de Internet. En términos generales, las pérdidas parciales son mejores que las totales.

Mantener la continuidad del negocio

La degradación elegante resulta especialmente en la recuperación en caso de desastre. Si parte de tu sistema operativo se ve comprometida por el motivo que sea, no eres completamente disfuncional. Otros aspectos de la empresa pueden seguir funcionando mientras trabajas para restaurar la funcionalidad completa.

Los casos en los que esto es de extrema importancia incluyen los ataques electrónicos, desastres naturales o la pérdida repentina de socios comerciales.

Mejora de la experiencia del usuario

Por razones obvias, debes evitar una interrupción total de los sistemas empresariales. Tus clientes confían en ti para sus productos y/o servicios y, en caso de fallo total de los navegadores existentes, no puedes proporcionarles lo que necesitan.

El fallo parcial en un sistema de degradación elegante evita que los clientes pierdan todo lo que quieren de ti, lo que es bueno para su experiencia general.

Esto cobra mucha importancia en los casos de obsolescencia planificada.

Siguiendo con el ejemplo de sitio web, si estos usuarios con navegadores más antiguos todavía pueden acceder a tu sitio con una funcionalidad limitada, entonces mantienes una base de clientes más amplia y, por tanto, la experiencia general es mejor. Al mismo tiempo, los usuarios de navegadores modernos pueden disfrutar de un diseño receptivo.

Mejora de la eficacia operativa

La degradación elegante puede ayudarte a identificar las áreas que necesitan más o menos potencia técnica general. Tus sistemas empresariales críticos suelen necesitan el hardware más potente.

A su vez, puedes identificar las áreas que funcionarán bien cuando se ejecuten en sistemas más antiguos.

Esto te permite hacer tu diseño general más eficiente con el hardware que ya posees.

Rentabilidad

Aquí es donde realmente podemos entrar en las ideas de obsolescencia planificada. Los dispositivos móviles de tu sistema actual acabarán degradándose y fallando. Es inevitable.

La degradación elegante se da cuenta de ello y te ayuda a configurar un plan para lidiar con esa degradación de forma eficaz. Puedes identificar los puntos de fallo que no sean tan importantes y minimizar la inversión en dar soporte a esas partes de tu sistema.

Eso te permite reubicar recursos para que tus sistemas críticos sean más robustos. Obtendrás una mayor longevidad con el mismo gasto. Es más rentable.

Cómo implementar la degradación elegante

Si bien la degradación elegante tiene mucho que ofrecer a la mayoría de las empresas modernas, los beneficios no explican exactamente cómo utilizar realmente esta filosofía. Para ello, puedes acudir a una guía paso a paso.

Los siguientes pasos son generalizados y deberían resultarte útiles con independencia de tu sector. Considéralos una guía de estrategia para ayudarte a pensar en un plan de degradación elegante específico para tu propio negocio.

Identificar los procesos comerciales críticos

Es el primer paso. Averigua las partes del sistema que lo rompen todo. ¿Tienes un único servidor donde se encuentran todos tus datos económicos? ¿Puede funcionar la empresa si ese servidor se cae? Es posible que acabes de encontrar dónde necesitas la redundancia.

El objetivo de la degradación elegante es reforzar los puntos críticos mientras se degradan otras áreas del archivo de tu sitio web. Tienes que identificar los puntos críticos para que esta ideología funcione.

Determinar el nivel aceptable de degradación

Una vez que apuntales los múltiples componentes, puedes centrarte en la parte correspondiente a la degradación de la idea. Aquí es donde debes considerar detenidamente qué cantidad de fallo es aceptable. ¿Cuántas partes específicas de tu sistema pueden desconectarse antes de detectar que tu empresa funciona a un nivel inaceptable?

Esta es una pregunta difícil de responder, pero debes encontrar los puntos en los que la degradación sea aceptable y establecer límites en cuanto a la cantidad de degradación que deseas permitir.

Crear un plan para una degradación elegante

A partir de ahí, puedes crear un plan de acción. Aquí es donde realmente asignas tus recursos. Dedicas dinero a reforzar los componentes fundamentales. Además, publicas normas (probablemente solo a nivel interno) que regulan la degradación planificada.

No vas a sustituir la impresora de oficina compartida hasta que interrumpa demasiado el negocio. También estás definiendo el punto en el que esa disrupción es excesiva.

Redacta tu plan y síguelo. Este es el grueso de la aplicación tu degradación elegante.

Probar y supervisar la implementación

La cosa no se queda en la planificación. Para asegurarte de seguir el plan a largo plazo, debes probar y controlar tu sistema.

Presta atención a los sistemas que se van a degradar. El objetivo es detectar el fallo inaceptable antes de que ocurra. De esta forma, puedes adelantarte a tu ciclo de degradación. Tienes la oportunidad de cosechar los beneficios, pero evitas una excesiva degradación que perjudica los ingresos.

Estrategias para una degradación elegante

Hasta este momento, has estado leyendo acerca de la degradación elegante, lo que puede hacer por ti y cómo planificarla e implementarla. A continuación, podemos hablar de algunas estrategias generales. Te presentamos algunas formas generalizadas de plantear la degradación elegante para ayudarte a identificar puntos focales valiosos en tu propia planificación.

Equilibrio de carga y configuración del tráfico

Esta estrategia se centra en los recursos de herramienta de comunicación, así que vamos a utilizar tu página web como ejemplo. Los clientes utilizan la página web, por lo que quieres que aparezca en los motores de búsqueda y sea accesible.

Si tu infraestructura web o de páginas web se degrada, ¿cómo afecta eso a la carga y capacidad de tráfico? ¿Cuánto tráfico estás dispuesto a perder en aras de tu plan de degradación? ¿Esas métricas son diferentes para las versiones de navegador móvil o de escritorio del sitio?

Esta estrategia se centra en las cifras de tráfico como métrica orientativa para la planificación de la degradación.

Redes de almacenamiento en caché y distribución de contenido

Las estrategias de almacenamiento en caché y distribución de contenido son similares a las de equilibrio de carga y configuración de tráfico, pero las métricas clave giran en torno a la gestión de datos, en lugar de las interacciones de los usuarios.

¿Cuántos datos fluyen a través de la red? ¿Qué cantidad de degradación es aceptable?

Los principios no cambian, sino solo las métricas clave de enfoque.

Dar prioridad a los servicios básicos

Con esta estrategia, se trata de los puntos de fallo. El objetivo es garantizar que cualquier servicio que se considere esencial sea funcional y robusto. Cuando se tienen en cuenta varias situaciones de degradación, todas ellas mantienen los servicios esenciales en funcionamiento.

En este caso, no estás pensando en parámetros numéricos. Tu prioridad absoluta son los servicios básicos identificados.

Sistemas de tolerancia a fallos y redundancia

Este aspecto de la degradación elegante comienza a centrarse en los desastres y la recuperación. Estás construyendo alrededor de la redundancia (que dependerá de los sistemas básicos identificados). Dicho de otro modo, estás descubriendo qué sistemas necesitan copias de seguridad robustas y cuáles pueden fallar completamente sin exceder tus límites de degradación.

Con este plan, la mayoría de tus recursos se dirige a eliminaciones críticas sobre cualquier otra cosa.

Mantener la continuidad del negocio ante eventos inesperados

La degradación elegante puede adoptar muchas formas. Cuando lo consideres detenidamente, es probable que encuentres la versión de la estrategia que funcione para tu operación.

La implementación de una degradación elegante es esencial para que las empresas aseguren la continuidad y mantengan las operaciones en caso de que se produzca un fallo en el sistema operativo.

Al priorizar las funciones críticas y los sistemas operativos y reducir el impacto de los fallos, las empresas pueden minimizar las interrupciones y continuar prestando servicios a los clientes.

Aunque los navegadores y dispositivos móviles modernos ofrecen un mejor rendimiento y fiabilidad, es importante asegurarse de que los sistemas y servicios sean accesibles y funcionales en una serie de plataformas y dispositivos móviles, incluidos los navegadores más antiguos.

Al seguir las prácticas recomendadas y utilizar las herramientas adecuadas, las empresas pueden garantizar que sus servicios sigan siendo fiables y accesibles, incluso en situaciones difíciles, y continuar satisfaciendo las necesidades de sus clientes.

A la hora de detallar e implementar el plan, debes tener acceso a herramientas y recursos que puedan ayudarte. Para ello, puedes recurrir a Mailchimp.

Comparte este artículo