Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Ensayo y error: el periplo de una redactora publicitaria

Julia McCoy, fundadora y directora ejecutiva de Express Writers, comparte su historia y ofrece consejos para escribir correos electrónicos eficaces e informativos.

Hero image for Trial and Error: A Copywriter’s Journey

Julia McCoy es la fundadora y directora ejecutiva de Express Writers, un equipo de expertos en contenidos en línea. Presenta The Write Podcast, una serie sobre redacción y marketing de contenidos. También es la creadora de #ContentWritingChat, un chat semanal en Twitter.

Y el año pasado, escribió un libro.

So You Think You Can Write: A Definitive Guide to Online Writing es una guía completa de todo tipo de redacción web, incluido, por supuesto, el correo electrónico . ¿Cómo llegó McCoy a estar cualificada para escribir un manual?

La respuesta: Muchas pruebas. Y un buen puñado de errores.

De la consulta del médico al asiento del conductor

McCoy no empezó su carrera como escritora, sino formándose para ser enfermera.

Pero mientras debería haber estado aprendiendo anatomía humana y a cambiar vendajes quirúrgicos, McCoy aprendió por su cuenta a redactar textos publicitarios. Empezó a aceptar trabajos como escritora freelance y, cuanto más escribía, más sabía que la enfermería no era su vocación. A veces, trabajaba hasta en 100 tareas por semana. "Tenía 19 años y mi negocio crecía como la espuma".

McCoy decidió cambiar la bata por un teclado y nunca miró atrás.

Subirse al expreso empresarial

McCoy lanzó Express Writers en 2011, poniendo en contacto a redactores de todo el país con clientes que necesitan servicios profesionales de redacción para la web. "Creamos contenidos para blogs, páginas web, páginas de ventas e incluso textos publicitarios, y también gestionamos contenidos para clientes", explica McCoy.

"No somos un mercado de escritores", enfatiza. "Selecciono a todos y cada uno de nuestros escritores, y tienen que pasar por una serie de pruebas para entrar en nuestro equipo".

En lugar de "mercado", McCoy prefiere el término "boutique". "Realmente retrata la idea de un bonito escaparate en el que todo lo que hay dentro está organizado, hay un único propietario detrás y los que trabajan allí realmente aman y se preocupan por los productos personalizados que hay dentro".

"Hay que prestar al correo electrónico la misma atención y cuidado que a cualquier otro elemento de marketing importante".

El fruto de la experiencia

El correo electrónico es especialmente importante para McCoy. Ella misma redacta cada uno de los boletines electrónicos de Express Writers. Y aconseja a los demás que no encomienden la tarea de redactar el correo electrónico a alguien que no esté cualificado y no se interese por el trabajo.

"Hay que prestar al correo electrónico la misma atención y cuidado que a cualquier otra pieza de marketing importante", afirma. "Cada palabra puede impulsar una venta o hacer que alguien vuelva a tu empresa".

Pero dar al correo electrónico su merecido no debe traducirse en escribir artículos largos. Lo bueno si breve, dos veces bueno, dicen. "Algunos profesionales del marketing intentan meter toneladas de contenido en un solo correo electrónico y eso es muy mala idea. La gente tiene la capacidad de atención de un pez. Eso son unos 12 segundos".

En su lugar, McCoy aconseja escribir correos electrónicos concisos que se centren en una gran idea. Si tienes mucha información que transmitir, escribe más de un correo electrónico. Una mayor frecuencia es mejor que un mensaje demasiado largo que corre el riesgo de perder a los lectores.

McCoy también aboga por los párrafos cortos. Muy cortos. "En mis correos electrónicos, un párrafo no tendrá más de una frase".

Según ella, una redacción entrecortada dará a tu mensaje un ritmo atractivo. Añade un lenguaje informal y tendrás la receta perfecta para atraer a los lectores.

Si ese tipo de escritura no es lo tuyo, puedes considerar seguir el último consejo de McCoy: Busca ayuda profesional, sobre todo si estás empezando a crear tu lista.

"Tus suscriptores son muy valiosos. Así que necesitas un redactor de correos electrónicos que realmente sepa lo que hace. No hay que andar adivinando tácticas a ciegas: se necesita un experto que conozca el oficio y entienda el sector".

10 consejos de partición para redactores de correo electrónico

Mejora tu juego con estos consejos expertos de Julia McCoy:

1. Revisa siempre tu copia. Dos veces. Los errores tipográficos te hacen parecer descuidado. Y los errores tipográficos realmente graves te hacen parecer tonto. Trata cada correo electrónico como si fuera un folleto corporativo.

2. Busca un grupo de consulta y utilízalo. No escribas tus correos electrónicos en el vacío: Comparte ideas con un colega o mentor de confianza. Deja que lean tu texto y tómate en serio sus comentarios.

3. Que sea desenfadado. Escribe oraciones cortas. Utiliza un lenguaje conversacional. Empieza con un chiste. Sé autocrítico e infaliblemente amable.

4. Programa la hora de escritura. No intercales la redacción de correos electrónicos con otras tareas. El correo electrónico merece su propio bloque de tiempo, así que reserva unas horas cada semana para escribirlo.

5. No reutilices textos. No debes copiar de un blog o una página web y pegarlo en un correo electrónico. Puede parecer una obviedad, pero cuando el tiempo escasea, es fácil caer en la tentación de robarse a uno mismo.

6. No suenes como un vendedor por correo electrónico. ¿Sabes cuando un correo electrónico de marketing comienza con una voz demasiado familiar antes de pasar incómodamente a un discurso de marketing? No lo hagas.

7. Busca fluidez. Cada frase debe llevar a la siguiente sin solución de continuidad, de modo que el lector emprenda un agradable viaje que desemboque en una conclusión satisfactoria. En otras palabras, quiere fluidez. Si la consigues, tus lectores no podrán dejar de leer.

8. Habla de forma directa generosamente. Esta es una regla de redacción publicitaria de la vieja escuela, pero sigue siendo importante. Escribe al lector como si estuvieras hablando con él.

9. Aprovecha la inspiración. Si tienes una idea brillante en la ducha, escríbela cuanto antes. Las grandes ideas son pocas y fugaces, así que no las des por sentadas.

10. Conviértete en un experto. Y eso significa práctica. Asiste a seminarios y seminarios web. Lee artículos y libros sobre el tema. Quizás incluso este.

Comparte este artículo