Acerca de las suscripciones falsas

Cada vez que publicas un campo de formulario o una encuesta en línea, es posible que recibas información errónea de bromistas, spambots o gente que simplemente tiene prisa. Los formularios de suscripción de Mailchimp no son inmunes a esta actividad, pero disponemos de herramientas que ayudan a proteger a nuestros usuarios y a sus clientes de los datos erróneos.

En este artículo descubrirás cómo proteger tus formularios de suscripción y qué hacer si sospechas que algunas de las direcciones de tus públicos son spam.

¿Qué son los spambots?

Los spambots son programas informáticos automatizados que han sido diseñados para buscar el código de los formularios de suscripción de tu sitio web o blog y enviar información falsa a tu formulario de suscripción. Pueden hasta hacer clic en los enlaces que hay dentro de los correos electrónicos.

Aunque algunas de estas suscripciones no sean perjudiciales, los datos de tu público podrían verse afectados negativamente por una gran cantidad de información falsa. La información falsa reduce la precisión de las estadísticas de tu público, lo que dificulta saber quién es tu contacto típico o adaptar el contenido relevante a los contactos objetivo.

Cómo evitarlos

En Mailchimp, hemos implementado sistemas inteligentes, sólidos y respaldados por datos, para evitar el spam en todos nuestros formularios alojados de opt-in único o doble con el fin de proteger la entregabilidad y las bandejas de entrada de nuestros clientes. También analizamos y mejoramos continuamente nuestros sistemas y tecnologías de prevención de spam para adelantarnos a las nuevas tácticas de abuso.

Aquí tienes algunas técnicas que usamos y habilitamos para nuestros clientes.

ReCAPTCHA

ReCAPTCHA es nuestra mejor línea de defensa contra los registros de spambot, y lo añadimos automáticamente a todos los formularios alojados en Mailchimp. Si usas un formulario incrustado o emergente, puedes habilitar reCAPTCHA en la página Audience name and defaults (Nombre y valores predeterminados del público).

Esta herramienta requiere que los suscriptores revisen un recuadro reCAPTCHA protegido para completar el proceso de registro. Como los spambots no pueden acceder a la casilla de verificación, no pueden unirse a tu público.

Limitación de peticiones

A veces, cuando un abusador intenta hacerse con una cuenta, suscriben a su objetivo en varios boletines de correo electrónico a la vez. Esperan que todos esos nuevos correos electrónicos en la bandeja de entrada del objetivo le abrumen y distraigan de la actividad maliciosa.

Como conocemos esta táctica, podemos limitar los nuevos registros. Esto significa que si se añade la misma dirección de correo electrónico a varios públicos en un breve período de tiempo, no permitiremos que se pueda añadir a ningún otro público durante 24 horas.

Este tipo de limitación es eficaz para prevenir este tipo de ataques.

Campos Honeypot

En todos nuestros formularios, incluimos algunos campos falsos denominados campos honeypot que no son visibles a los seres humanos. Los formularios enviados con los campos adicionales completados se marcan inmediatamente como spam y se descartan. Esas direcciones nunca llegarán a tu público.

Qué buscar

Si tienes muchas direcciones en tu público, puede ser difícil distinguir cuáles podrían ser spam. Fíjate en estas características que son propias de una suscripción tipo spam.

  • La dirección de correo electrónico es un nombre, pero no parece que sea un nombre real.
    Puede ser difícil de averiguar, pero a veces se reconocen con sólo un vistazo. Una dirección de correo electrónico extraña, junto con estas otras características, puede indicar que se trata de spam.
  • Los campos de nombre y apellido aparecen completados, pero no coinciden con el nombre de la dirección de correo electrónico.
    Los spambots no siempre muestran una coincidencia entre los datos de público y la dirección de correo electrónico. Si la dirección de correo electrónico es un nombre, y los nombres y apellidos proporcionados no coinciden con la dirección de correo electrónico, podría tratarse de una suscripción spam.

Cómo eliminar suscripciones tipo spam

Si las suscripciones de spam parecen haber comenzado alrededor de un momento determinado, crea un segmento basado en las características de las direcciones de correo electrónico tipo spam y revísalo por si hubiera más problemas.

  1. Crea un segmento de varias partes.
  2. Establece el menú desplegable Contacts match (Coincidencia de contactos) en all (todos).
  3. Para la primera condición, establece el menú desplegable en Date Added | is after | a specific date (Fecha de incorporación | es después de | una determinada fecha) y selecciona una fecha.
  4. Para la segunda condición, establece el menú desplegable en Signup Source | source was | Hosted Signup Form (Fuente de suscripción | la fuente era | Formulario de suscripción alojado).
    Pantalla de las condiciones seleccionadas en los menús desplegables.
  5. Haz clic en Preview Segment (Previsualizar segmento) para ver quién cumple los criterios.

Comprueba el segmento para detectar contactos cuyos nombres y direcciones de correo electrónico no coincidan. Si utilizas el opt-in doble, también puedes exportar el segmento y comparar las direcciones IP de opt-in y de confirmación.

Elabora una lista con los contactos sospechosos y elimínalos.


¿Te fue útil este artículo?

¿Hay algo más que podemos hacer para mejorar nuestro sitio?