Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

¿Cómo hacer una auditoria web?

Auditar tu sitio web regularmente es valioso por varias razones. Aprende por qué y cómo auditar tu sitio web aquí.

Si tienes un negocio, debes asegurarte de que tu sitio web funcione bien. Si tu sitio web tiene problemas, las personas pueden frustrarse y no explorar tu sitio. Además, los motores de búsqueda pueden reconocer cuándo tu sitio web no funciona bien y dirigirán el tráfico a otras ubicaciones.

Por lo tanto, es fundamental saber cómo auditar un sitio web. Puedes asegurarte de que tu sitio web funcione correctamente realizando auditorías del sitio web con regularidad. Así, a tus visitantes les resultará más fácil encontrar la información que necesitan. ¿Qué necesitas saber sobre una auditoría web? Hay algunos puntos clave a tener en cuenta.

Si tienes curiosidad sobre cómo realizar una auditoría del sitio web, obtén más información sobre este proceso a continuación.

¿Qué es una auditoría de sitios web?

Entonces, ¿qué es una auditoría de sitios web? Una auditoría del sitio web implica observar cada uno de los componentes de tu sitio web. Debes asegurarte de que tu sitio web funcione bien. También es una buena idea observar a tus competidores para asegurarte de que tu sitio web supera a la competencia.

Muchos creen que una vez que un sitio web está en funcionamiento, no necesariamente necesitan preocuparse por ello. En realidad, ese no es el caso. Es posible que debas actualizar tus imágenes y videos de vez en cuando. También podrías darte cuenta de que tu clasificación en los resultados de búsqueda es más baja, por lo que puede que tengas que ajustar algunas palabras clave y frases.

Sin embargo, realizar una auditoría web no significa que siempre encuentres un problema con tu sitio. Puede realizar una auditoría integral del sitio web y darse cuenta de que todo funciona como debería. Si ese es el caso, ¡genial! Por otro lado, si identificas problemas, puedes corregirlos antes de que comiencen a afectar tu tráfico web. Por eso es fundamental saber cómo auditar un sitio web.

Ventajas de realizar una auditoría de un sitio web

Antes de comenzar a auditar un sitio web, es importante analizar más detenidamente las ventajas más significativas.

Algunos de los principales beneficios de realizar una auditoría del sitio web incluyen:

Aumenta la visibilidad en los motores de búsqueda

Si deseas maximizar la visibilidad de tu sitio web, debes realizar una auditoría de tu sitio web periódicamente. Al auditar tu sitio web, puedes aumentar la visibilidad de tu motor de búsqueda. Esto significa que facilitarás que los motores de búsqueda encuentren tu sitio web. Cuando tu sitio web funcione bien, los motores de búsqueda sabrán que tu sitio web se está gestionando activamente. Por lo tanto, es más probable que el contenido sea relevante.

Identificar problemas críticos de rendimiento

Realizar una auditoría integral del sitio web también le permite identificar problemas críticos de rendimiento. Es posible que no se dé cuenta de que algo anda mal con su sitio web hasta que afecte significativamente sus indicadores clave de rendimiento.

Si realizas una auditoría del sitio web con regularidad, podrás identificar y solucionar rápidamente los principales problemas de rendimiento de tu sitio web. Corrigiendo los problemas del sitio web, puedes asegurarte de que tus visitantes tengan una experiencia positiva con tu empresa.

Mejorar el diseño del sitio web

Las tendencias de diseño de sitios web cambian constantemente. Necesitas mejorar el diseño de tu sitio web si quieres sacar el máximo provecho de tu sitio web. Al mirar tu sitio, puedes encontrar que ciertos componentes están desactualizados. O tal vez notarás que tus fotos e imágenes deben actualizarse para reflejar el entorno social actual. Estos son algunos ejemplos de problemas de diseño de sitios web que quizás quieras actualizar al ejecutar una auditoría.

Determinar oportunidades de venta

Como propietario de una empresa, tu prioridad principal es generar tantas ventas como sea posible. Realizar una auditoría del sitio web te permite identificar posibles oportunidades de venta para impulsar tus resultados. Por ejemplo, puede que sea necesario actualizar las descripciones de tus productos, o que te des cuenta de que tus blogs necesitan más llamadas a la acción para impulsar las ventas. También puedes usar tu sitio web para probar ciertas campañas de marketing y maximizar tus ventas. De esa manera, podrá descubrir qué funciona mejor para su negocio.

Al ejecutar una auditoría del sitio web, puedes aprovechar al máximo tu sitio web y disfrutar de los beneficios anteriores.

Tipos de auditorías de sitios web

Si decides que es hora de auditar tu sitio web, es mejor averiguar qué tipo de auditoría del sitio web quieres realizar. Hay varias opciones disponibles, y probablemente las interpretarás todas en diferentes momentos.

SEO

Uno de los tipos más comunes de auditorías de sitios web es la auditoría de SEO. Esto significa que estás examinando tu sitio y averiguando cómo puede optimizarse para mejorar su clasificación en los motores de búsqueda. Por ejemplo, puedes darte cuenta de que no tienes una buena clasificación para ciertos términos y frases. O de que la densidad de palabras clave está ligeramente desviada porque ampliaste tu sitio web. Como resultado, puedes buscar formas de incluir más palabras clave en tu contenido.

Durante tu auditoría, puedes identificar acciones para mejorar tu estrategia de SEO, como agregar más backlinks y mejorar el SEO off-page de tu sitio.

Diseño

Otro tipo habitual de auditoría de sitios web es la llamada auditoría de diseño. Esto significa que examinarás el diseño de tu sitio web y te asegurarás de que está dispuesto adecuadamente para tus usuarios. Por ejemplo, es posible que desees ver el recorrido del cliente para saber si hay que ajustar algo. O quizá te des cuenta de que tu sitio web no se carga bien en dispositivos móviles y pidas a tu equipo que solucione este problema.

Incluso puedes revisar tus botones de CTA para verificar que sean fáciles de leer y estén ubicados adecuadamente en todo su sitio. Las auditorías de diseño también te brindan la oportunidad de observar la tipografía para asegurarte de que sea profesional y legible.

Aspectos técnicos

Una auditoría técnica del sitio web te permite revisar algunas áreas importantes de tu sitio. Al fin y al cabo, la naturaleza técnica de tu sitio web desempeña un papel importante en su visibilidad.

Primero, debes asegurarte de que tu sitio web sea fácil de indexar para los motores de búsqueda. Debe ser lo más fácil posible para los motores de búsqueda averiguar de qué se trata tu sitio web para poder clasificar bien y maximizar tu visibilidad. También debes considerar la accesibilidad de tu sitio web. ¿Es accesible para las personas en todos los navegadores y dispositivos?

Las auditorías técnicas pueden ser una oportunidad para que reevalúes tu servicio de alojamiento y te asegures de que sigue siendo adecuado para tu sitio web. Incluso puede encontrar enlaces rotos que deben reemplazarse.

Contenido

Es posible que tu sitio web requiera una auditoría de contenido de vez en cuando, que te permite actualizar el contenido de tu sitio con nuevas estadísticas, gráficos, palabras clave y contenido relevante. Si no publicas contenido nuevo regularmente, los motores de búsqueda pueden pensar que tu sitio web no se está usando. Como resultado, las clasificaciones de tu sitio web en los motores de búsqueda pueden caer.

Durante una auditoría de contenido, es posible que veas que tus imágenes y videos deben actualizarse porque tardan demasiado en cargarse. Otro problema que posiblemente encontrarás durante una auditoría del sitio web es la falta de contenido, lo que puede suponer la oportunidad perfecta para introducir nuevas páginas o blogs en tu sitio.

Esta es solo una breve descripción general de algunos de los tipos más comunes de auditorías de sitios web. Tienes que auditar cada área de tu sitio web con regularidad si quieres que atraiga más tráfico a tu negocio.

Cómo auditar tu sitio web

Ahora que ya sabes qué es una auditoría de sitios web, sus beneficios y los tipos de auditorías de sitios web que puedes realizar, es hora de aprender a auditar un sitio web.

Hay algunos pasos clave que debes seguir para poder auditar tu sitio. Algunos de los componentes más esenciales de una auditoría integral de sitios web incluyen:

Usar una herramienta de auditoría de sitios web

A medida que avanzas en el proceso de mantenimiento del sitio web, debes poner tu auditoría en la mejor posición posible para obtener buenos resultados. Por eso es una buena idea utilizar una herramienta de auditoría de sitios web. Aunque puedes auditar tu sitio web manualmente, será más eficiente utilizar una herramienta de auditoría. Además, disminuirás tus posibilidades de pasar por alto algo importante.

En lugar de arriesgarse a perder de vista los problemas cruciales del sitio web o desperdiciar horas del día, una herramienta integral puede ayudarte a identificar las áreas que deben solucionarse en cuestión de minutos. De este modo, puedes ahorrar tiempo, verificar que no pasas por alto nada y asegurarte de obtener buenos resultados con la auditoría.

Evaluar el diseño del sitio web

Durante el proceso de auditoría, también debes mirar de cerca el diseño de tu sitio web. Es importante garantizar que tu sitio facilite a tus visitantes encontrar lo que están buscando. Haz pruebas con tu menú de navegación para verificar que los botones, enlaces, formularios rellenables y otros elementos de diseño funcionen correctamente. También puedes revisar el mapa de calor de tu sitio para determinar qué partes están recibiendo más tráfico para agregar más CTA y mejorarlas.

Optimizar tu sitio web para dispositivos móviles también es una buena idea. Así te aseguras de que los usuarios puedan acceder a tu sitio web desde computadoras y dispositivos móviles, incluidos smartphones y tabletas.

Identificar problemas de SEO on-page y off-page

El proceso de auditoría también es una gran oportunidad para mejorar el SEO de tu sitio web. Es mejor examinar de cerca tu estrategia de optimización de motores de búsqueda para asegurarte de maximizar tus resultados:

  1. Utiliza una herramienta para revisar la clasificación de los resultados de búsqueda de tu sitio.
  2. Echa un vistazo a cómo han cambiado tus clasificaciones con respecto a tu auditoría anterior.
  3. Evalúa la densidad de tus palabras clave para asegurarte de que utilizas los mejores términos y frases para tu sector.

Tanto el SEO on-page como el SEO off-page son cruciales para tu clasificación general en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP). Para mejorar el SEO en la página, optimizarás los elementos que ven los visitantes. Por ejemplo, contenido de blog, gráficos, descripciones meta, encabezados, texto alternativo para imágenes, etc. Por el contrario, el SEO off-page se refiere a problemas de back-end que los visitantes no verán, como cualquier campaña de creación de enlaces que pueda impulsar la autoridad de tu sitio.

Revisar el contenido para comprobar la calidad

Mantener la coherencia de la marca es una parte vital del marketing digital. No olvides revisar cuidadosamente tu contenido para asegurarte de publicar contenido de calidad. Es posible que también desees consultar tu calendario de redes sociales para asegurarte de publicar con regularidad. Luego, evalúa las publicaciones de tu blog y los artículos técnicos para verificar que sean precisos. Si notas blogs con información obsoleta, simplemente proporciona detalles más actualizados. Además, esta es una oportunidad para generar nuevas ideas para tu sitio web en el futuro.

Tomar nota de los errores técnicos

Mientras revisas tu sitio web, no olvides buscar también errores técnicos. Es posible que descubras que hay problemas técnicos en tu sitio web que deben abordarse para mejorar la funcionalidad y la experiencia del usuario. Por ejemplo, los enlaces rotos deben corregirse rápidamente porque pueden frustrar a los visitantes.

O bien, puedes encontrar etiquetas meta y descripciones obsoletas que ya no son precisas y requieren una actualización. Es esencial reelaborar este tipo de información porque facilita que los motores de búsqueda indexen tu sitio web. Un sitio web fácil de rastrear garantiza que los motores de búsqueda lo categoricen adecuadamente. De esa manera, no pierdes el valioso tráfico del sitio web.

Analizar a los competidores

El análisis de la competencia es un aspecto excelente para incluir en las auditorías rutinarias de tu sitio web. Esto te brinda la oportunidad de observar a tus competidores, averiguar qué lugar ocupas en comparación con ellos e identificar áreas de mejora. Si observas que un competidor ha pasado recientemente por delante de ti en las SERP, consulta su sitio web para ver si ha actualizado algo recientemente. Es posible que puedas renovar tu sitio web para volver a tomar la delantera.

También es una buena idea evaluar los sitios web mejor clasificados para una palabra clave en particular, específicamente si no eres el líder o no estás en la primera página de las SERP. Cuanto más alta sea tu clasificación, más fácil será atraer tráfico de calidad a tu sitio web y generar más ventas.

Qué hacer después de una auditoría del sitio web

Una vez que hayas terminado con la auditoría de tu sitio web, hay algunos pasos que puedes seguir para asegurarte de que tus esfuerzos no sean en vano, tales como:

  • Es posible que hayas hecho una lista de las cosas que debían corregirse o ajustarse durante la auditoría. Prioriza esa lista para que puedas completar primero las tareas más urgentes. Una vez que hayas desarrollado una lista útil de los problemas que deben resolverse, tú y tu equipo pueden trabajar.
  • Revisa el rendimiento de tu nuevo contenido y comprueba si genera más o menos tráfico que antes. Si genera menos tráfico, es posible que tengas que seguir modificando ese contenido. Si recibes más visitas en ciertas páginas o blogs, considera agregar CTA para mejorar las ventas.
  • Aprovecha la oportunidad de destacar las cosas que van bien para seguir emulando esa estrategia en otras áreas de tu sitio.

¿Con qué frecuencia deberías auditar tu sitio web?

Se requiere mucho trabajo para auditar un sitio web, lo que puede brindarle a tu empresa varios beneficios. Pero, ¿con qué frecuencia necesitas hacer esto? En general, es buena idea auditar tu sitio web varias veces al año.

Es probable que sea suficiente auditar tu sitio web dos veces al año si tienes una pequeña empresa. Esto se debe a que es posible que no publiques tan frecuentemente como las empresas más grandes, por lo que no necesitas auditar tu sitio web con tanta frecuencia. Por otro lado, si tienes un negocio extenso, es posible que debas auditar tu sitio web aproximadamente 4 veces al año, especialmente si tienes mucho contenido nuevo.

Llegar a un profesional de marketing puede ayudar a determinar con qué frecuencia debe auditarse tu sitio web y asegurarte de sacar el máximo provecho de tu auditoría web.

Auditar tu sitio web: puntos clave

Si te preguntas cómo auditar un sitio web, es esencial adoptar un enfoque integral. Realizando diferentes auditorías del sitio web y manteniendo una lista actualizada de los problemas que hay que resolver, puedes asegurarte de que tu sitio web está en la mejor posición para tener éxito.

Con Mailchimp, tendrás acceso a varias herramientas de marketing para mejorar tu proceso de auditoría. Desde los valiosos análisis del sitio web que tienes a tu disposición hasta un panel de control de rendimiento exhaustivo y fácil de leer, puedes identificar fácilmente formas de mejorar tu sitio web, generar más tráfico y aumentar tus beneficios.

Comparte este artículo