Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Cómo volver a enamorarte de tu marketing por correo electrónico

Si te intimida tu boletín, no te preocupes: Arianne Foulks, fundadora de Aeolidia, tiene consejos para ayudarte.

Es 1997 y los dedos de Arianne Foulks vuelan por el teclado del laboratorio de informática de su escuela. Está trabajando en un sitio web para su revista de música independiente, pero también tiene una cola de sitios web que está haciendo, a petición de sus amigos que están en bandas o dirigen sellos discográficos.

"Lo hacía mucho como afición y luego tuve una amiga que estaba montando un sitio de E-Commerce y realmente iba a ganar dinero con su sitio en lugar de tenerlo solo por diversión. Fue entonces cuando empecé a cobrar a la gente y a conseguir realmente clientes que tuvieran negocios", dice Arianne, fundadora de Aeolidia, con sede en Seattle (Washington).

Pero la formación de Arianne no era inicialmente en código HTML, ni siquiera en diseño web. En la universidad estudió biología marina, de donde sacó el nombre para su agencia: Aeolidia es el nombre en latín del nudibranquio ratón peludo, la babosa marina favorita de Arianne. Como estudiante de investigación, incluso fue mordida en la pierna por una cría de elefante marino mientras se sentaba sobre ella para pesarla.

""Hemos descubierto que cuando indagamos en las estadísticas de los [clientes] , su lista de correo electrónico suele ser su fuente de tráfico más valiosa, a menos que no sepan lo que están haciendo".

"Cuando te digo eso, no quiero que sientas pena por él, porque era gigantesco, y yo era como una pequeña mosca molestándole", dice riendo. "Durante una semana, tuve mi historia de la cicatriz de Tiburón".

Aparte de los encuentros cercanos con focas, la agencia de Arianne es conocida por ayudar a las empresas creativas a establecerse en Internet. "No se le puede hacer a alguien solo un sitio web. Son muchas otras cosas", dice. "Hemos descubierto que, cuando indagamos en las estadísticas de los [clientes] , su lista de correo electrónico suele ser su fuente de tráfico más valiosa, a menos que no sepan lo que hacen".

"Si tiene que vender información urgente, como una venta flash o algo así, el correo electrónico es perfecto para ello. Redes sociales: ¿quién sabe cuándo va a llegar ese post a la gente?"

Una de las clases que imparte trata sobre cómo puedes dejar de odiar tu boletín (y ganar dinero con tu lista de correo). A continuación, te recomienda que renueves tu entusiasmo por el marketing por correo electrónico y que lo ayudes a desarrollar todo su potencial.

El correo electrónico es una vía directa hacia los clientes.

"Mucha gente se siente realmente intimidada por su boletín, pero son perfectamente felices publicando en Instagram 10 veces al día", dice Arianne. Por eso explica a sus clientes que, cuando envían un correo electrónico, no tienen que luchar contra los algoritmos como lo hacen en las redes sociales. Cuando publican en Instagram, por ejemplo, no saben que todo el mundo va a ver la publicación. De hecho, es posible que la mayoría de la gente no lo haga, por lo que los clientes podrían estar dedicando mucho tiempo y esfuerzo a algo que no está dando los resultados que desean.

Por otro lado, pueden estar obteniendo resultados, pero debido a que Instagram o Facebook pueden cambiar sus algoritmos, después de algún tiempo, sus publicaciones podrían no mostrarse a las personas adecuadas.

"No hay forma de saberlo. No está bajo tu control, pero cuando envías un correo electrónico, siempre va a acabar en el buzón de alguien", afirma. "Quizás va a ir a la carpeta de spam, pero no hay ningún algoritmo que lo filtre. Si quieren tu correo electrónico y lo envías, lo recibirán, cosa que no ocurre en las redes sociales".

Los horarios lo son todo.

"También está el problema del tiempo", añade Arianne. "Si tienes que vender información urgente, como una venta flash o algo así, el correo electrónico es perfecto. Redes sociales: ¿quién sabe cuándo se mostrará realmente esa publicación a la gente?"

"Las personas que están en tu lista no han llegado a ella por casualidad. Quieren estar ahí y esperan que les escribas".

Las personas que figuran en las listas de los clientes quieren saber de ellos.

A veces, cuando los clientes se dirigen a Aeolidia, ya tienen una lista de marketing por correo electrónico, pero no están enamorados de la idea de tener una, o sienten que están enviando spam a los clientes. "Es algo que a la gente le aterroriza", dice Arianne. "Siempre me gusta recordarles: 'Las personas de tu lista no se tropezaron accidentalmente con ella'. Quieren estar ahí y de hecho esperan que les escribas", afirma.

Mantén el listón del correo electrónico alto, pero no tan alto que no envíen ninguno.

Otra trampa en la que caen los clientes de Arianne es que siguen boletines de consejos empresariales, que son estupendos para inspirarse pero no para motivarse. La gran cantidad de contenido que hay que leer puede hacer que la elaboración de un boletín de noticias parezca mucho más aterradora de lo que realmente es.

La razón por la que los clientes se preocupan es porque se les ha dado la bienvenida a una bandeja de entrada, un lugar personal y codiciado. Sienten que tienen que demostrar su valor y solo envían correos electrónicos superimportantes, atractivos y emocionantes, dice Arianne. Si venden zapatos, por ejemplo, sienten la necesidad de ofrecer una historia de los zapateros u otro tema en profundidad. "El problema es que ponen el listón tan alto que acaban por no enviar ningún correo electrónico."

Un enfoque mejor, por ejemplo, puede ser mostrar zapatos nuevos en stock para que la gente pueda comprarlos. "Siempre trato de animar a la gente a que lo haga con sencillez", dice. "No tiene por qué ser alucinante. Envíalo con regularidad e interésate por lo que vendes, y entonces la gente que te escuche también estará interesada".

Un ejemplo que señala Arianne es el de uno de sus clientes, Mouse Loves Pig. En el correo electrónico, Ruth, la fundadora de la empresa, agradece al suscriptor que se haya unido a la lista. Incluso incluye un enlace a una imagen de pantalla de bloqueo de teléfono de marca, así como un enlace al grupo de apoyo de Kickstarter para actualizaciones periódicas. Puede que sea sencillo, pero funciona.

Aprovecha también los detalles obvios para desarrollar su marca.

Arianne se ha dado cuenta de que cuanto más tiempo lleva funcionando la empresa, más probable es que el cliente olvide qué es lo que le gusta de ella en primer lugar. Es probable que la página "Acerca de" del cliente contenga aspectos interesantes sobre el negocio, o puedes preguntar qué hace diferente al negocio, así como quiénes son los clientes perfectos del cliente.

Divídelo en trozos del tamaño de un bocado y ¡tachán! El cliente tiene un correo electrónico de bienvenida (o incluso una serie de notas introductorias) esperando a ser enviado a clientes ansiosos. "Ya has hecho la mitad del trabajo", dice Arianne. "Solo tienes que añadir una foto y darle un poco de cuerpo".

Tras rediseñar el sitio web del cliente Dani Barbe, Aeolidia creó dos automatizaciones geniales de marketing para la marca de joyería: un correo electrónico de feliz cumpleaños específico para la piedra natal y un seguimiento posterior a la compra con instrucciones de cuidado. "Creamos segmentos de E-Commerce comunes y también algunos específicos para su negocio, dadores de regalos, hombres y personas que compraban anillos apilables o ciertas piedras, para que pudiera promocionar más de lo mismo, ya que sus clientes tienden a coleccionar artículos con estas cualidades", dice Arianne.

"[Dani me ] dijo: "Lo que más me entusiasma es tener segmentos automatizados que resulten interesantes y personalizados para mi cliente. Me encantaría configurar bien los segmentos automatizados y luego dejar que ellos hagan el trabajo por mí".

Sin embargo, lo único que Arianne desaconseja es esperar para enviar esa automatización de bienvenida. Si un cliente se suscribe en la lista de clientes, no hay que esperar para contarle de qué va la empresa. Aunque el cliente conoce el negocio al dedillo, todos los días llegan nuevos clientes al sitio, por lo que necesitan estar informados de lo que hace que ese negocio deslumbre. Como mencionó antes, los clientes que se han registrado en la lista quieren escuchar a la marca, así que asegúrate de aprovechar esa oportunidad.

Si ha pasado un tiempo desde que el cliente envió un correo electrónico, no te preocupes.

Mailchimp permite a los clientes reconfirmar una lista, especialmente si tiene muchas direcciones obsoletas. De esta forma, se pueden eliminar las direcciones de correo electrónico antiguas y dejar solo a los suscriptores que deseen participar en el contenido. (He aquí un artículo sobre cómo hacerlo).

"Por eso intento animar a la gente a que se marque un horario", dice Arianne. "Aunque solo sea una vez al mes, si sabes cuándo vas a hacerlo, lo harás. Pero si piensas: "Lo haré cuando tenga tiempo", a veces esa es la única tarea que te hace sentir mal, así que sigues posponiéndola para el día siguiente y el siguiente. Y antes de que te des cuenta, ya han pasado un par de meses".

Si necesitas más motivación, echa un vistazo a tus estadísticas.

"Si alguien tiene una tasa de conversión media, cuando observamos el tráfico de su boletín, es el doble o el triple. Es realmente emocionante ver que a la gente le va mucho mejor con el correo electrónico", afirma Arianne.

Comparte este artículo