Ir al contenido principal

¡Hola! Los planes Standard y Essential disponen de prueba gratuita. Suscríbete gratis hoy mismo.

Entiende la elasticidad del precio de la demanda para tu negocio

¿Sabes qué es la elasticidad del precio de la demanda? Descubre por qué es clave y cómo calcular la elasticidad del precio de tus productos y servicios.

La forma de establecer tus precios afecta a todos los aspectos de tu empresa. Tus precios deben ser siempre competitivos, además de ayudarte a obtener unos ingresos lo suficientemente altos como para asegurar el éxito de tu empresa.

Tus precios afectan a tu margen de beneficio, y muchas empresas aplican subidas de precios para aumentar los ingresos, siempre y cuando no pierdan ventas. Sin embargo, los precios más altos también pueden generar un volumen de ventas más bajo.

Aprender a fijar el precio de tus productos puede ayudarte a diferenciarte y, al mismo tiempo, atraer a clientes fieles. Pero ¿cómo afectan los precios a tu empresa? Todo es cuestión de la oferta y la demanda.

La elasticidad precio de la demanda es la capacidad de respuesta del cliente ante los cambios de precio. Si, por ejemplo, aumentas los precios, puedes perder clientes y esto afectará a los ingresos totales. En cambio, si bajas tus precios, es posible que consigas más clientes.

En última instancia, ¿cómo reaccionan los clientes a los cambios de precio? ¿Hacen más pedidos o menos? Como propietario de una empresa, es crucial entender la elasticidad precio de la demanda para tener una mejor idea de cómo fijar el precio de los productos o servicios.

Así pues, ¿qué es la elasticidad precio de la demanda y por qué es importante para tu empresa? Sigue leyendo para conocer mejor la definición de elasticidad precio de la demanda y cómo puede afectar a tu empresa.

¿Qué es la elasticidad precio de la demanda?

La elasticidad precio de la demanda (EPD) es una forma de medir lo receptivos que son los clientes a las variaciones de precio de un producto o servicio.

Esta medida te puede ayudar a comprender si la estrategia de precios de tu empresa atrae o disuade a los clientes, para poder tomar mejores decisiones y aumentar tus beneficios.

Por ejemplo, una empresa de comercio electrónico que vende complementos podría aumentar el precio de un producto determinado y ver reducirse su demanda. Aunque tenga que subir los precios para mantenerse al día con el aumento de los costes, esto puede afectar directamente a sus ingresos.

La elasticidad precio de la demanda se utiliza para comprender la oferta y la demanda de los productos cuando los precios cambian. Tu curva de demanda del mercado puede indicar que la demanda de tus productos es alta, pero que un simple aumento de precios asustará a todos tus clientes.

Fórmula para la elasticidad de la demanda

Saber calcular la elasticidad precio de la demanda permite saber si un producto o servicio es elástico, lo que significa que la demanda cambia considerablemente incluso con el más mínimo ajuste del precio.

Así pues, ¿cuál es la fórmula de la elasticidad precio de la demanda?

Para calcular la elasticidad precio de la demanda, debes dividir el cambio porcentual en la cantidad demandada por el cambio porcentual en el precio.

Puedes calcular la elasticidad precio de la demanda para cualquier producto. Imaginemos que eres una empresa de comercio electrónico que vende golosinas. Normalmente vendes 500 unidades al mes a 50 USD por unidad.

Si aumentas tu precio un 10 %, hasta 55 USD por unidad, y solo vendes 450 unidades, la fórmula es la siguiente: - 10 % / 10 % = -1

En este caso, con el aumento de precio tu empresa ganó 24 750 USD (450 x 55) en comparación con los valores originales, que eran unos ingresos de 25 000 USD (500 x 50). Por lo tanto, has perdido 250 USD al aumentar los precios ese mes, por lo que tus ingresos totales caen debido al cambio en el precio.

Comprender la fórmula de la demanda es crucial para poder tomar decisiones informadas sobre el inventario y los precios.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si tus clientes están acostumbrados a pagar un precio medio de 50 USD por unidad y el precio aumenta de repente un 10 %, pueden optar por un producto de la competencia.

Así es exactamente como la elasticidad precio puede afectar a la curva de la demanda de un producto o servicio. Cuando el precio de un producto aumenta, la cantidad demandada cae y la curva de demanda se inclina hacia la derecha.

Tipos de elasticidad precio de la demanda

Hay tres tipos principales de elasticidad precio de la demanda: demanda elástica unitaria, demanda inelástica y demanda elástica.

Demanda elástica unitaria

La demanda elástica unitaria se produce cuando la elasticidad precio de la demanda es igual a 1. La elasticidad unitaria se produce cuando el cambio de precio es equivalente a la cantidad demandada. En última instancia, el porcentaje de cambio es el mismo en ambos.

Si, por ejemplo, el precio del café cambia un 10 %, es posible que veas un aumento del 10 % en la demanda porque el precio es más bajo.

Demanda inelástica

La demanda inelástica se produce cuando la elasticidad precio de la demanda es inferior a 1.

En el ejemplo anterior, teníamos un valor de elasticidad de -1, por lo que nuestros productos son inelásticos. Cuando algo es perfectamente inelástico, un pequeño aumento o disminución del precio no afectará a la demanda.

Los productos inelásticos suelen ser aquellos que resultan imprescindibles para nuestra vida, como el combustible, los alimentos, el papel higiénico o los medicamentos. En el caso de estos productos, aunque los precios aumenten sustancialmente, la gente seguirá comprándolos. Sin embargo, si el precio cae, la demanda podría aumentar y la oferta general se podría reducir.

Demanda elástica

La demanda elástica es cualquier valor de elasticidad mayor que 1. En los productos elásticos, un pequeño cambio en el precio provoca grandes cambios en la demanda.

Normalmente se les considera bienes no esenciales, como ropa, coches, ciertos dispositivos, entretenimiento y artículos de lujo.

¿Por qué es importante la elasticidad precio?

La elasticidad precio te puede ayudar a comparar diferentes métodos de fijación de precios para establecerlos y comercializar tus productos y servicios con precisión.

Por tanto, dependiendo de tu sector y de los productos que vendas, puedes suponer que son elásticos o inelásticos y crear una estrategia de precios acorde con tu marca.

Imaginemos que eres una empresa de comercio electrónico que vende camisones de lujo. Este es un ejemplo de producto elástico: si sube el precio, verás cómo disminuye la cantidad demandada. Por el contrario, si el precio cae, notarás un aumento en la cantidad demandada.

¿Qué te indica esto? En última instancia, puede indicarte si debes aumentar o reducir tus precios para mantener tu competitividad en función del perfil de tu público objetivo.

Si, por ejemplo, tu público objetivo tiene unos ingresos de entre 50 000 y 75 000 USD al año, puedes presuponer que es más probable que compren tus productos cuando los precios sean más bajos. Sin embargo, también debes asegurarte de que tu empresa no pierda dinero con esto.

Si puedes aumentar tus precios sin que disminuya la demanda, tiene sentido hacerlo. Sin embargo, si tus productos son inelásticos y un pequeño cambio de precio conduce a un drástico descenso en la cantidad demandada, debes considerar cómo afectará a tus ingresos.

De todas formas, la elasticidad precio de la demanda no suele ser ni perfectamente inelástica ni perfectamente elástica. A menudo se estima utilizando datos sobre el cambio en la cantidad demandada y el cambio en el precio durante un periodo de tiempo determinado.

Esta estimación de la elasticidad precio puede servir para predecir cómo afectarán los cambios de precio a la cantidad demandada, lo que puede ayudar a las empresas a tomar mejores decisiones sobre precios y producción.

Factores que afectan la elasticidad precio de la demanda

Son varios los factores que pueden afectar a la elasticidad precio de la demanda cuando se determinan la reacción y la relación entre el precio y la cantidad demandada.

Algunas cosas a tener en cuenta a la hora de fijar el precio de tus productos que pueden afectar a si la demanda es elástica o inelástica al precio:

La disponibilidad de sustitutos

Es probable que tu empresa tenga mucha competencia, y los cambios de precio pueden hacer que tus clientes se queden o se vayan.

Así, si vendes productos para mascotas a 50 USD por artículo, tu competencia podría vender artículos similares a 45 USD. Si el mercado ofrece alternativas o sustitutos, es más fácil que tus clientes se pasen a la competencia si subes tu precio.

Sin embargo, si no hay sustitutos, el precio será menos elástico. Por poner un ejemplo, todo el mundo necesita electricidad. Si el precio sube, es muy poco probable que los clientes prefieran quedarse sin este servicio.

La necesidad del producto

Hay algunas cosas que mucha gente necesita, como alimentos y vivienda, además de los servicios de uso diario como el gas. Los artículos que suelen considerarse básicos son menos elásticos que los que los clientes pueden considerar un "deseo" en lugar de una "necesidad."

A modo de ejemplo, los clientes desean tomar café por la mañana, pero no lo necesitan. Por lo tanto, si subes tus precios, es posible que observes una caída en la demanda, especialmente en el caso de los artículos de lujo.

El período de tiempo

Para comprender el impacto de la elasticidad precio de la demanda, tienes que considerar cuánto tiempo esperarás una respuesta. Cuanto más tiempo ofrezcas a los clientes para reaccionar a un cambio de precio, más importante será la respuesta.

Aumentar el precio de los plátanos, por ejemplo, podría no afectar a los consumidores durante algunas semanas porque no todo el mundo compra los plátanos el mismo día.

Por otro lado, si reduces tus precios, los consumidores pueden tardar un tiempo en darse cuenta y reaccionar.

La proporción de ingresos gastados en el producto

Es probable que tus clientes tengan un presupuesto ajustado. Si gastan demasiado dinero en tu producto debido a un aumento de precio, difícilmente lo volverán a comprar, sobre todo si existen sustitutos más baratos.

Además, los cambios de precio afectan a la cantidad total que los clientes pueden comprar y gastar. Imaginemos que vendes camisetas. Si el precio aumenta de 10 a 20 USD y los consumidores solo disponen de 100 USD para gastarse, en lugar de comprar diez camisetas comprarán cinco, lo que afectará a tus ingresos.

La importancia de tu producto, comparado con otros artículos del presupuesto familiar, determinará en última instancia si es inelástica o elástica.

La fidelidad a la marca

Aunque algunos clientes eligen las marcas simplemente en función de los precios, otros son sumamente fieles a ciertas empresas, especialmente si les aportan valor.

Así, los clientes fieles pueden negarse a comprar ropa de cualquier otra marca si vendes ropa de alta calidad. La fidelidad a la marca es crucial y puede ayudarte a conservar el máximo de clientes posible, incluso cambiando los precios.

Sin embargo, hay otros factores que debes tener en cuenta, sobre todo si tu producto es elástico y su demanda cambia cuando cambian los precios.

Dicho esto, la fidelidad a la marca puede ayudar a evitar que los clientes busquen sustitutos, lo que puede ayudarte a aumentar tus ingresos si decides subir los precios.

Cómo puede afectar a tu empresa la elasticidad precio

La elasticidad precio puede indicarte si debes aumentar o no tus precios en función de los productos que vendes y de tu mercado objetivo. Dedicas mucho tiempo a decidir el precio de tus productos y servicios para que te ayuden a destacar y no asusten a tus clientes objetivo, así que debes elegir con cuidado.

La elasticidad precio varía según el producto y el sector, pero saber cómo calcular la elasticidad precio de la demanda puede ayudarte a determinar cómo afectarán los cambios de precio a tu empresa.

¿Estás pensando en cambiar tus precios? Con el creador de sitios web de Mailchimp, podrás actualizar de forma precisa tu página de precios y asegurar su transparencia para tus clientes. Prueba Mailchimp hoy mismo.

Comparte este artículo