Cómo iniciar una estrategia de marketing para startups

Prepara un plan para aumentar la visibilidad y alcanzar todo tu potencial.

Si diriges una startup, el marketing es clave para tu crecimiento y para diferenciarte de la competencia.

En esta guía explicaremos cómo comercializar tu startup, desde el desarrollo de una estrategia y la conexión con tu público hasta hacer ajustes y medir tu éxito.

Paso 1: esboza tu estrategia

No hay dos startups iguales, lo que significa que las estrategias de marketing también varían. Pero todas las estrategias de marketing fructíferas incluyen cuatro componentes clave: tus objetivos, tu público, la investigación del mercado y el presupuesto. Vamos a desglosarlos:

1. Establece objetivos

En las primeras etapas de tu negocio, tus objetivos pueden variar dependiendo de cómo definas el éxito. Pero en muchas startups los objetivos suelen estar dentro de una de estas dos categorías: aumentar el conocimiento de la marca y captar nuevos clientes. Si bien ambas categorías son importantes en el desarrollo de tu startup, puede resultarte útil priorizar los objetivos que tienen más sentido para ti.

  • Aumenta el conocimiento de marca. Al poner en marcha un nuevo negocio es importante presentarte a tus clientes potenciales o a tu clientela actual. Tienes que contarle a la gente quién eres, qué haces y qué te diferencia de los demás. Si decides priorizar el conocimiento de tu marca, tus objetivos y tu estrategia de marketing girarán en torno a conseguir que la gente reconozca el nombre, el logotipo o tus productos.
  • Capta nuevos clientes. Si decides que tu prioridad es captar nuevos clientes, tus objetivos podrían incluir la suscripción a tu plataforma, animándolos a ser usuarios activos de tu producto, o convencer a los clientes potenciales para que se conviertan en clientes reales. Para llegar a estos objetivos necesitarás desarrollar una estrategia de marketing utilizando un diseño que funcione, copiarlo y crear llamadas a la acción eficaces que capten la atención de la gente y les hagan interactuar con tu negocio.

2. Define tu público objetivo

Independientemente del tipo de startup que seas, es crucial que tu marketing llegue a las personas adecuadas con el mensaje correcto. A medida que vayas desarrollando una estrategia de marketing, tómate un tiempo para pensar en quién es tu público ideal o quién quieres que lo sea.

Aquí tienes algunas preguntas que puedes hacerte para decidir a qué público vas a dirigir tu marketing:

  • ¿Qué ofreces a tus clientes potenciales?
  • ¿Qué es lo que te hace único?
  • ¿Por qué un cliente te elegiría por encima de tus competidores?
  • Si tu negocio va dirigido a empresas, ¿sería tu producto mejor para empresas de un cierto tamaño o dentro de un determinado sector?
  • Si tu negocio va dirigido a clientes individuales, ¿tiene sentido elegir tu público en función de su ubicación, demografía o intereses?

3. Encuentra tu lugar en el mercado

Según un estudio de CB Insights, la falta de demanda en el mercado es la razón principal por la que las startups fracasan. Quizás el producto o servicio ofrecido no soluciona un problema o no es lo suficientemente único como para diferenciarse de la competencia. Quizás el enfoque sea demasiado limitado y el conjunto de clientes potenciales no sea lo suficientemente grande como para construir (y hacer crecer) con éxito una empresa. O quizás no se posicionó correctamente y nunca tuvo la oportunidad de llegar a las personas adecuadas.

Para darle a tu nueva startup una oportunidad mejor de evitar estos escollos comunes, tómate tu tiempo para investigar a fondo otros productos del mercado y medir el interés de sus clientes potenciales. Una vez que hayas llegado a la conclusión de que hay suficiente demanda para mantener tu negocio, puedes comenzar a pensar en cómo le contarás a tu público objetivo todo lo que tienes para ofrecer.

4. Determina tu presupuesto

El presupuesto de marketing de una startup estará afectado por varios factores, como los costes operativos y la previsión de ingresos. Pero no importa cuánto dinero puedas dedicar al marketing. Lo importante es gastarlo con sensatez. Piensa en tus objetivos e invierte el dinero para marketing en los canales que te ayudarán a alcanzarlos. No tengas miedo de hacer ajustes por el camino o de probar algo nuevo si un canal en particular no ha resultado fructífero.

A medida que tu negocio crezca, y con él tu presupuesto, siempre podrás empezar a dedicar más dinero a tu marketing y a ampliar el alcance a públicos que estaban sin explorar.

Small audience including person with glasses, a cat, and person with a braid.

Paso 2: llega a tu público por los canales correctos

Estos cinco canales son los componentes esenciales de cualquier estrategia de marketing de una startup:

1. Un sitio web

Los sitios web son herramientas de marketing versátiles que están funcionando todo el día para ayudarte a comunicarte con tu público y hacer crecer tu negocio. Es muy fácil empezar. Mailchimp pone a tu disposición herramientas que te ayudarán a crear un sitio web profesional (y gratuito) aunque no tengas ninguna experiencia en diseño web.

Si no estás listo para tener un sitio web completo o te gustaría hacer una sola página para animar a los visitantes a realizar una acción determinada, empieza con una página de destino. Las páginas de destino son una gran opción para recopilar direcciones de correo electrónico, vender un artículo o proporcionar a la gente una visión general de tu negocio, de tus productos más recientes o de los servicios que ofreces. Si creas una página de destino en Mailchimp puedes incluso utilizar tu propio nombre de dominio para personalizar la URL de tu página y darle la sensación de una marca única.

A medida que creas tu sitio web hay algunos otros aspectos a tener en cuenta:

  • Obtén un nombre de dominio: un nombre de dominio es tu identidad en línea, por lo que es importante elegir uno que sea reconocible, que se adapte a tu marca y que sea fácil de recordar. Cuando estés considerando todas las opciones, asegúrate de verificar la disponibilidad de cada nombre de dominio potencial en las redes sociales. Usar el mismo nombre en cada uno de tus canales puede ayudarte a establecer una identidad de marca unificada y a mejorar tu alcance. Después de tomar la decisión puedes comprar tu nuevo dominio en Mailchimp. ¿Necesitas más orientación? Lee nuestros consejos para seleccionar el nombre de dominio perfecto.
  • Configura anuncios de Google: los anuncios de Google te permiten mantener tu negocio en primer lugar al mostrar anuncios específicos a las personas que visitan tu sitio web y luego salen de él. Estos anuncios son una manera formidable de aumentar el tráfico y volver a captar ventas de los clientes, independientemente de dónde se encuentren en la web.
  • No te olvides del SEO (posicionamiento en buscadores): la optimización del motor de búsqueda (SEO) ayuda a mejorar la visibilidad y el tráfico de tu sitio web a través de motores de búsqueda como Google, Bing y Yahoo. Para empezar, hay algunos elementos de SEO básicos que puedes incorporar a tu sitio web para mejorar tu posición en las búsquedas, como palabras clave, etiquetas de título, metadescripciones, enlaces internos y contenido original de alta calidad. Para obtener más sugerencias, consulta nuestros 10 pasos para diseñar un sitio web eficaz. O, si estás interesado en crear una tienda en línea, consulta este artículo sobre el proceso paso a paso.

2. Correo electrónico

El marketing por correo electrónico es una forma eficaz de construir una relación con tu público y conseguir que sigan interactuando. Añade un formulario a tu sitio web (o página de destino) para recopilar direcciones de correo electrónico de los visitantes y, a continuación, empieza a compartir novedades sobre tus servicios, contenido, productos y cualquier otra cosa que pueda interesarles.

Si decides que deseas ir un paso más allá, también puedes pedir más información a tus nuevos contactos. Solicitar más detalles, como su fecha de nacimiento, intereses o ubicación, puede ayudarte a crear contenido aún más personalizado y relevante.

(Nota: con Mailchimp, es fácil agregar un formulario incrustado o emergente a cualquier página del sitio web de tu negocio. Y, cuando estés listo para empezar a enviar correos electrónicos, también podemos ayudarte.)

3. Redes sociales

A medida que aumenta el uso de las redes sociales a nivel global, también crece la importancia de incorporar estos canales al plan de marketing de tu startup. Tanto si las usas para crear y programar publicaciones en todos los canales, como para publicar directamente o crear anuncios, las redes sociales te pueden comunicar rápidamente con tus fanes, amigos y clientes. También te pueden ayudar a expandirte y a animar a más personas para que visiten tu sitio web o tienda y descubran tus productos.

  • Anuncios de Facebook e Instagram: Facebook e Instagram cuentan con más de mil millones de usuarios en todo el mundo, lo que significa que tienes una enorme lista de clientes potenciales al alcance de tu mano. Puedes dirigirte a segmentos específicos de personas con anuncios de tu negocio, por ejemplo, personas que viven en una ubicación determinada o que están dentro de un rango de edad determinado. Si eres usuario de Mailchimp, puedes crear anuncios tanto de Facebook como de Instagram directamente desde tu cuenta.
  • Anuncios de Twitter: Twitter ofrece diversas opciones de publicidad que te ayudan a dar a conocer tu negocio, dirigir a la gente a tu sitio web, atraer a nuevos seguidores, etc. Puedes centrarte en las personas por grupo demográfico, ubicación, interés o incluso basándote en otras cuentas que siguen o palabras clave que usan en sus tweets.
  • Anuncios de LinkedIn: LinkedIn ofrece a las startups la posibilidad de conectar con profesionales similares y de promocionarse. Incluso ofrecen la posibilidad de centrar tus iniciativas de marketing en grupos específicos de personas, como por ejemplo, trabajadores de un sector concreto o personas con un determinado puesto.

4. Marketing de contenido

El marketing de contenido se centra en crear y compartir contenido, como entradas de blogs, artículos, vídeos, pódcasts e infografías con tu público objetivo. A diferencia de tus iniciativas o mensajes publicitarios, el objetivo de este contenido no es vender, sino ofrecer información valiosa y relevante que a la gente le interese y con la que quieran interactuar.

Con el tiempo, el marketing de contenido puede resultar una técnica rentable que llegue a generar grandes beneficios para tu negocio. No solo puede ayudarte a atraer (y convertir) a nuevos clientes, sino que también es una buena manera de darte a conocer como fuente de información fiable en tu campo.

5. Promocionarse fuera de Internet

Muchos nuevos negocios se centran en el marketing en línea, pero promocionarse fuera de Internet sigue teniendo mucho valor. Aquí tienes algunas ideas:

  • Crea tarjetas de visita o folletos: los elementos físicos, como las tarjetas de visita y los folletos, son una manera directa y práctica de causar una buena primera impresión, y le cuentan a la gente lo que les puedes ofrecer. Diseña e imprime tarjetas de visita profesionales con el nombre de tu negocio, tu información de contacto y tu logotipo. O crea folletos que expliquen qué haces y qué tipo de productos vendes. A continuación, busca eventos en los que poder desarrollar conexiones y entregárselos a tus colegas y clientes potenciales.
  • Ve donde están tus clientes: cuando estás empezando, las conexiones profesionales juegan un papel fundamental a la hora de desarrollar relaciones y hacer despegar tu negocio. No dejes pasar las oportunidades de interactuar cara a cara con la gente que podría estar interesada en tus productos o servicios. Visita ferias comerciales o conferencias, asiste a reuniones de emprendedores en la zona en la que vives, o investiga un poco e intenta conseguir reuniones personales con gente que pueda ayudarte a llevar tu negocio a otro nivel.
  • Envía postales: las postales pueden ayudarte a destacar entre la competencia y darle a tu público algo tangible para que te recuerden. Son una forma divertida de presentarte a nuevos contactos, anunciar un nuevo lanzamiento, invitar a un evento próximo, o cualquier cosa que quieras hacer.
  • Haz que hablen de ti: las recomendaciones son una de las herramientas de marketing más eficaces para las startups. Cuando alguien oye que sus compañeros de trabajo, amigos o familiares han tenido una buena experiencia con tu negocio, productos o servicios, es muy probable que también lo pruebe. Esfuérzate por crear una gran experiencia para el cliente y superar las expectativas a cada paso.
Person pouring liquid from large jug into four small cups.

Paso 3: mide el éxito de las campañas de marketing de tu nuevo negocio

A menudo los nuevos negocios tienen unos fondos y recursos limitados, por lo que es importante que cada dólar que se invierte dé resultados tangibles y que se puedan medir. A continuación, te ofrecemos tres formas de utilizar los datos para crear tus campañas de marketing.

1. Configura tus KPI de marketing y realiza un seguimiento

Los indicadores de rendimiento clave (Key Performance Indicators, KPI) son las métricas que se utilizan para realizar el seguimiento del progreso que has conseguido en tu marketing y objetivos comerciales. Si tu objetivo es dar a conocer tu marca, elige un KPI como el tráfico de tu sitio web, las veces que se comparte tu contenido en redes sociales y los nuevos contactos para medir el crecimiento del tamaño del público. Si tu objetivo es conseguir más clientes y ganar más dinero, mide tus KPI de las ventas diarias o mensuales y las tasas de conversión.

2. Probar, iterar, repetir

No importa el tipo de negocio que dirijas, siempre debes escuchar a tu público, aunque solo se comuniquen contigo a través de clics, visitas a la páginas y conversiones que aparecen en tus informes. Asegúrate de hacer ajustes cuando algo no funciona.

Si estás pensando en incluir correos electrónicos en tu estrategia de marketing, las pruebas A/B son una buena manera de saber de qué forma introducir pequeños cambios puede tener un gran impacto en tus resultados. Cuando creas pruebas A/B en Mailchimp, puedes elegir una sola variable (líneas de asunto, nombres de remitente, horas de envío o contenido) y hasta tres variaciones de un correo electrónico para ver cuál genera mayor interacción por parte de tu público. Y, como puedes seleccionar qué factor mide tu interacción con correos electrónicos (clics, aperturas o ingresos), es sencillo descubrir qué ajustes necesitas para alcanzar más rápido tus objetivos.

3. Descubre qué funciona con tu público

Con cada campaña de marketing que crees, obtendrás más información sobre tu público. Y, cuando gestionas tu público en Mailchimp, es fácil convertir esa información en acción.

Usando Mailchimp como CRM, puedes obtener una visión general de las personas con las que estás hablando en tu panel de control del público, y una visión individual en perfiles de contacto. Descubre el impacto que tienen sus campañas, obtén más información sobre su perfil demográfico, comprueba sus interacciones con tu marca, y añade una forma de organización propia.

Con todos estos datos, puedes mejorar tu estrategia en función de quién se encuentra en tu público y de lo que funciona con ellos. Deja que tu público guíe lo que haces, y alcanzarás tus KPI de marketing en un abrir y cerrar de ojos.

Comparte este artículo