Acerca de los servicios de limpieza de la lista

La limpieza de lista también se conoce como depuración de correo electrónico, un proceso que consiste en analizar una lista de marketing por correo electrónico en busca de direcciones incorrectas o no válidas. Muchas compañías en línea ofrecen servicios de limpieza de lista, pero la precisión varía y nunca es del 100 %.

En este artículo aprenderás más sobre los servicios de limpieza de lista.

Cosas que debes saber

  • Normalmente no recomendamos servicios de limpieza de listas porque cuestan dinero y no siempre son útiles para resolver los problemas relacionados con ellas. Una solución alternativa es eliminar los suscriptores inactivos en Mailchimp o volver a confirmar la lista.
  • Mailchimp es una plataforma de automatización de marketing que entrega correos electrónicos masivos. Al registrarte en Mailchimp, aceptas obtener permiso de los contactos a los que piensas enviar marketing por correo electrónico.
  • En ningún caso Mailchimp debe emplearse como servicio de limpieza de listas.

¿Debería contratar un servicio de limpieza de lista?

Aunque los servicios de limpieza de listas gozan de bastante aceptación entre la comunidad de marketing por correo electrónico, nosotros rara vez los recomendamos. La mayor parte de estos servicios no se encargan de eliminar las direcciones incorrectas. Simplemente se limitan a señalar qué direcciones tienen menos probabilidades de ser entregadas con éxito y esperan que seas tú quien las elimine.

Limpiar una lista puede resolver un problema obvio, como las direcciones obsoletas, pero puede ocultar problemas más graves relacionados con los procedimientos de gestión y recopilación de públicos. No descubrirás ni resolverás ningún problema que tengas actualmente, como quejas de abuso, trampas de spam o listas negras, por lo que no es una solución recomendable para otros problemas de conformidad o de entrega.

La opción de contratar un servicio de limpieza de listas solo es viable si cuentas con un buen historial de permisos de suscriptores y la metodología que empleas para gestionar tu público y los contenidos que publicas en tus campañas están en consonancia con las prácticas recomendadas de Mailchimp.


¿Te fue útil este artículo?

¿Hay algo más que podemos hacer para mejorar nuestro sitio?